Tendencias & Innovación

MBI: Todo lo que debes saber

mbi

Un Máster en Business Innovation está dirigido a jóvenes profesionales que quieren ampliar sus conocimientos sobre las distintas funciones de la empresa, mejorar o adquirir aptitudes de liderazgo y gestión de grupos (también en ámbito internacional), así como aprender a gestionar el desarrollo de la innovación y su implementación en diferentes ámbitos.

 

 

 

Descubriendo todo sobre el MBI

En un mundo donde el emprendimiento tiene cada vez mayor peso, el MBI trata de formar a sus estudiantes en habilidades que permitan comunicar los proyectos personales de la manera correcta, con dotes de comunicación y liderazgo. Aprender a dar a conocer nuestro producto y hacerlo valer enfrente de quienes lo descubren. Para ello, también es necesario conocer la situación económica del mercado y nuestro rango de acción en ella, descubrir las necesidades de nuestro sector y cómo podemos llegar a cubrirlas.

Otro de los puntos clave es entender la importancia de la innovación en la gestión empresarial. Su relevancia cada vez es mayor, y está llamada a ser el factor determinante en los próximos años en muchos mercados que se están quedando obsoletos ante la implantación de las nuevas tecnologías. Por tanto, se ha convertido en una necesidad para todas las empresas que quieren competir y sobrevivir al paso de los años. El MBI instruye a los profesionales para que aprendan a buscar las nuevas oportunidades de negocio que surgen en cada momento y a distinguir cuáles son las más rentables o válidas para nuestro modelo.

Es importante entender que las empresas deben crecer en base a un modelo de innovación, y no únicamente en cuanto a la clásica reducción de costes progresiva. Para ello, se enseña a mejorar la implementación, el desarrollo y la comercialización de las ideas estratégicas. Uno de los objetivos principales es lograr crear una cultura de innovación en todo el grupo que perdure en el tiempo y permita llevar a cabo los cambios necesarios en cada momento y situación del mercado.

Las actividades de investigación, desarrollo e innovación son por tanto uno de los aspectos claves del MBI, así como su integración con la producción y los servicios finales de la compañía, buscando la mejor confluencia entre todas para lograr beneficios. Para llevar a cabo todas estas funciones, son necesarias nociones de organización y dotes de dirección, las cuales son también enseñadas a lo largo del MBI, desarrollando líderes que sepan guiar a sus empresas.

 

¿Por dónde empezar?

Uno de los primeros pasos antes de embarcarse en la innovación empresarial es realizar un análisis exhaustivo del entorno y sus condiciones, para conocer la macroeconomía, la industria, la microeconomía y otros sistemas de innovación. Es conveniente también descubrir cuál es la situación de nuestra organización y hasta qué punto puede llegar, teniendo toda la información posible sobre sus capacidades, potencial, recursos y valor. En el MBI se enseñan los pasos a seguir para lograr todo esto, y también para trazar una correcta hoja de ruta con los objetivos a cumplir, los diferentes escenarios que se pueden dar una vez iniciado el proyecto y todas las amenazas y oportunidades que puede ofrecernos el mercado.

En OBS también ofrecemos el Máster en Innovación y Emprendimiento, que responde a estas necesidades.

En el Master también se comparten soluciones concretas relacionadas con los problemas que pueden surgir en los procesos de innovación, las cuales son diferentes a las tradiciones estrategias que se siguen en las empresas. Se aporta una nueva visión de la internacionalización y las adquisiciones, así como incentivando el pensamiento creativo en busca de nuevas ideas, un entorno de trabajo abierto y participativo y un espíritu activo para emprender nuevos proyectos.

El MBI también incide en el compromiso de los empleados y en cómo conseguir que los líderes, como los que han cursado un Executive MBA, mantengan a su equipo inspirado y activo en cada proyecto de innovación. Conocer y desarrollar nuevas estrategias de trabajo que permitan aprender de manera activa, logrando una progresión constante en la empresa y haciendo que todos los miembros se sientan parte del éxito en cada objetivo cumplido. En este aspecto, otro de los puntos clave es aprender a coordinar las diferentes secciones y departamentos de cada compañía, en especial a gran escala, estudiando estrategias corporativas que han dado resultado en grandes proyectos. En definitiva, inspirar un modelo de organización innovadora y sostenible en el futuro.