Tendencias & Innovación

Ciberseguridad empresas, las medidas avanzadas que se deben adoptar

ciberseguridad empresas

La ciberseguridad empresas sigue madurando como uno de los aspectos centrales en el buen desarrollo del día a día dentro de los negocios. No hay entidad que no disponga de una buena plataforma informática a su alrededor, dado que con ellas se puede potenciar el rendimiento en muchos aspectos. No obstante, aunque el uso de la tecnología nos ayuda, también nos expone a ciertos riesgos, puesto que estamos administrando datos confidenciales y privados. Por ello, si no hacemos uso de unas buenas medidas de seguridad es más que probable que esta información caiga en manos de terceros, lo que puede ser arriesgado y peligroso.

El objetivo de toda empresa debe ser mantener la seguridad dentro de su sistema informático y evitar los daños que pueden ocasionar las infecciones. Nunca nos queremos ver en una situación de riesgo en este sentido, ¿pero cómo podemos conseguirlo?

 

Acaba con los metadatos

Cualquier tipo de archivo contiene metadatos y es necesario saber que estos datos suelen proporcionar información delicada y confidencial. Por este motivo, si no queremos que caiga en manos ajenas lo ideal es que los eliminemos antes de compartir cualquier fichero o archivo. Hacerlo es muy sencillo: debemos pinchar sobre el archivo en cuestión (haciendo uso del botón derecho del ratón) y enseguida aparecerá una pestaña en la que podemos leer una sección que pone “propiedades”. Daremos en ella y volveremos a pinchar seguidamente en el botón que pone “detalles”. Así finalmente podremos darle a la opción “quitar propiedades e información personal” y listo, los metadatos estarán eliminados.

 

Utiliza sistemas de cifrado

Para mantener la privacidad de la información lo mejor que podemos hacer es utilizar un buen sistema de cifrado. Gracias a él tendremos la seguridad de que nadie podrá acceder a esos datos a menos que cuente con la clave correspondiente. Se trata de una contraseña que solo las personas autorizadas tendrán a mano, con lo cual estará protegida ante cualquier intento de acceso externo. De igual modo, es fundamental que utilicemos este sistema de cifrado en otros dispositivos, no solo en el ordenador, haciéndolo también si copiamos esa información en un pendrive o si hacemos uso de un disco duro externo.

 

Cuidado con las conexiones Wi-Fi

En muchas ocasiones tenemos que realizar nuestro trabajo fuera de la oficina. Esto puede ser muy cómodo, pero tenemos que plantearnos bien cómo y dónde lo hacemos para no poner en riesgo nuestros archivos. Si nos conectamos a redes Wi-Fi públicas, como puede ser la de un bar o un hotel, nos estamos exponiendo. No sabemos quién está detrás de esta red y, si nos descuidamos, es más que probable que los ciberdelincuentes puedan hacerse con nuestra información confidencial. Para evitar esta situación lo ideal es que solo utilicemos redes públicas para llevar a cabo actividades de ocio que no nos comprometan.

 

No dejes rastro de la información utilizada

Como es habitual, los ordenadores de una empresa suelen pasar por multitud de manos. Aunque todos formen parte de la misma entidad es probable que muchos de esos empleados no deban tener acceso a información confidencial que ha utilizado antes otro profesional. Si no queremos problemas y tenemos conocimientos avanzados, como un máster en ciberseguridad, antes de pasar un ordenador que ha pertenecido a un empleado a una persona distinta tendremos que borrar toda la información que se ha utilizado. Así sabremos que los datos privados no se exponen a una persona distinta a la que fue su propietaria o gestora.

 

Usa métodos de identificación

Para las grandes empresas en las que el nivel de riesgo de un ataque informático es mayor se pueden tener en cuenta medidas de identificación más avanzadas. Esto incluye utilizar tarjetas de acceso o lectora de distintos elementos del reconocimiento físico, como pueden ser las huellas o los ojos. De esta forma, la empresa tendrá la seguridad de que solo entrarán a la zona de los ordenadores o a las instancias generales aquellas personas que se encuentren debidamente autorizadas.