Tendencias & Innovación

¿Es necesario un psicólogo en una empresa?

Existen empresas que deciden contratar a un psicólogo que forma parte de la plantilla del negocio y que desempeña su puesto en el área de recursos humanos. Una empresa está formada por personas. Desde este punto de vista, el perfil profesional de un psicólogo es muy interesante ya que es especialista en comprender y conocer el comportamiento humano. Desde este punto de vista, el psicólogo puede impulsar acciones concretas para motivar a los trabajadores adoptando una adecuada gestión del talento.

¿Cómo?

  • Mejorar el clima laboral de los trabajadores: Esta motivación es clave no solo para encontrar el profesional más adecuado en un proceso de selección sino también, para lograr una fidelización de los trabajadores con la empresa. Un psicólogo también puede llevar a cabo acciones concretas para identificar el clima laboral, a través de la realización de cuestionarios o mediante la gestión de un buzón de sugerencia

Competencias de un buen psicólogo

El psicólogo en las organizaciones también puede ser un experto en asesorar a los líderes sobre acciones que aplicar para aumentar el sueldo emocional de los trabajadores, reduciendo de este modo la posibilidad de sufrir el absentismo psicológico.

Si se trata de una empresa grande, los psicólogos también pueden elaborar planes de desarrollo personal y profesional para que los trabajadores puedan crecer profesionalmente en dicha empresa. Un psicólogo tiene virtudes que son muy importantes en el ámbito de los negocios: la empatía, la observación, la paciencia, la comunicación asertiva y la escucha activa. Además, el psicólogo también tiene un punto de vista global de la persona y no parcial. No tiene una visión reduccionista de un trabajador a partir de un acto en concreto sino que intenta conocerle de un modo objetivo. En el caso de contratar a un psicólogo en la empresa, conviene elegir a un profesional que esté especializado en psicología del trabajo. El especialista también puede llevar a cabo programas de formación para los empleados.

Ventajas:

Un psicólogo no solo está capacitado para desempeñar puestos de administración del capital humano, sino que tiene cavidad en muchos otros campos. Una de sus tareas más importantes, es servir como intermediario entre la empresa y sus trabajadores, para mejorar la relación entre ambos.

Además de mejorar esta relación interna, otra de las tareas que puede desempeñar el psicólogo organizacional es analizar conductas. Pueden analizar a los trabajadores para modificar ciertos esquemas y conductas a favor de la empresa y el propio trabajador. Los psicólogos también se encargan de seleccionar el personal, llevando a cabo un análisis exhaustivo de las capacidades y competencias de cada uno. El desarrollo humano también es una de sus competencias. Cuanto mejor se siente el trabajador, la empresa fluye más fácilmente.

Desventajas:

El intrusismo laboral: Lamentablemente, tanto en España como en muchos otros países de habla hispana la profesión de la Psicología no está muy bien regulada legalmente, con lo cual hay mucho intrusismo laboral. Hay personas que, habiendo hecho cursos de un fin de semana de Coaching, creen que pueden dar psicoterapia.

Esto tiene resultados desastrosos para todos: a los clientes les perjudica por gastar tiempo y dinero en algo que no funciona e incluso les puede hacer omitir los tratamientos realmente eficaces; a los psicólogos les quita una parte de su mercado, y a los falsos terapeutas les terminan lloviendo las denuncias.

Los prejuicios acerca de los psicólogos: Mucha gente cree que los psicólogos siempre están ejerciendo como tales, lo cual significa, por un lado, que cualquier amigo, familiar o amigo de amigo les puede solicitar terapia gratis, y por el otro, que siempre están intentando “leer la mente” de las personas. Obviamente nada de esto es verdad, pero en ocasiones puede ser bastante molesto que la gente del entorno cercano asuma estas creencias erróneas.

Reflexión. ¿En una gran empresa debe haber en plantilla un Psicólogo de empresa?