Tendencias & Innovación

Bienvenidos a la “Generation Flex”

¿Sabía que más del 57% de los trabajadores tecnológicos en los Estados Unidos actualmente trabajan de forma remota? Eso nos lo cuentan desde un informe reciente de IWG Global, que podéis consultar aquí:

http://www.iwgplc.com/global-workspace-survey-2019

El informe, de hecho titulado “Welcome to Generation Flex”, muestra claramente que el trabajo remoto está auténticamente en auge. Llegan a comparar el proceso de ir y venir de un trabajo de “9 a 5” a ser algo tan obsoleto como las máquinas de fax…. Se basan en encuestas online llevadas a cabo en Enero 2019 a más de 15.000 profesionales de hasta 80 países distintos.

Algunos datos relevantes:

  • El 80% de los encuestados, ante dos ofertas de trabajo, descartarían a la que no ofrezca trabajo flexible.
  • El 50% de los empleados, globalmente, trabajan desde fuera de sus oficinas centrales al menos 2.5 días por semana.
  • El 85% confirman que su productividad ha aumentado como resultado de una mayor flexibilidad
  • El 65% de los negocios afirman que el trabajo flexible les ayuda a manejar el riesgo y consolidar su portafolio de proyectos.

Empieza a ser evidente, pues, que las compañías que permiten el trabajo remoto están mejorando gracias a una fuerza laboral más feliz y productiva.

Hay dos razones principales por las que algunas empresas aún dudan en contratar una fuerza laboral distribuida: el miedo a perder el control, y que los empleados no trabajen suficiente durante las horas “no supervisadas”. Pero como muchas organizaciones exitosas como Basecamp, Dell, Microsoft, Salesforce y otras han aprendido, los beneficios de los equipos distribuidos superan con creces los riesgos.

Para ir cambiando nuestra manera de gestionar proyectos, a un entorno más flexible en cuanto a lugar, y hora del día, debemos también adoptar unos cambios de mentalidad, o unas nuevas maneras de hacer, que sean coherentes con ello, e intenten extraer el máximo valor. La flexibilidad es algo de lo que todos se pueden beneficiar, miembros del equipo, proyecto, y organización. Os anotamos tres consejos para adaptarnos a esta ola de flexibilidad en los puestos de trabajo:

  1. Cambio de mentalidad: no son las horas trabajadas, sino los resultados obtenidos.

Está claro que un puesto de trabajo con localización flexible funcionará si orientamos nuestras operaciones a resultados, a entregables, a cosas hechas y acabadas y funcionando. Si seguimos midiendo indicadores erróneos, como el número de horas que un empleado “calienta la silla”, vamos en la dirección incorrecta.

  1. Elección de las herramientas de comunicación correctas

Hoy en día disponemos de un sinfín de herramientas de comunicación con audio, video, y todo tipo de funcionalidades para compartir información síncrona y asíncrona. Aquí os anotamos algunos ejemplos:

  • Mensajería: Skype, Slack, Twist, Google Hangouts Chat, Convo
  • Project Management: Trello, Asana, Basecamp, Jira, iDoneThis
  • Almacenamiento: Google Drive, Zoho, Dropbox, Quip, OneHub
  • Agenda: Google Calendar for Business, Calendly, Monday.com, Float, Teamweek
  • Videoconferencia: Skype Video, GoToMeeting, PukkaTeam, UberConference, Join.me, Zoom
  1.  Incluir a los trabajadores remotos... en todo.

Hay muchas cosas que se aprecian cuando puedes trabajar desde cualquier lugar: sin desplazamientos, menos gastos y una mejor calidad de vida en general. Sin embargo, también se puede echar en falta la sensación de camaradería con sus compañeros de trabajo, la creación de un buen espíritu de equipo, etc. Es importante encontrar formas de incluir a todo el mundo en la rutina diaria de oficina. Se puede organizar un "almuerzo de trabajo" cada semana, donde intentamos aprovechar tiempo “cara a cara”. A todos nos parece bien desplazarnos si es para un rato agradable… E incluso aquellos que no puedan asistir se podrían unir por video. El uso de aplicaciones de comunicación como las mencionadas anteriormente también puede ayudar a crear un vínculo más fuerte entre los miembros del equipo que pueden mantener las "bromas de la oficina" a través de chat en vivo o Slack. Os recomendamos también echar un vistazo a la app “Hey Taco”, que se monta sobre Slack, y tienen como misión “Crear equipos más felices y fuertes”.

¿Qué experiencias nos puedes compartir en este sentido? ¡Gracias!