Tendencias & Innovación

La gamificación o cómo mejorar el proceso de aprendizaje en la empresa

proceso de aprendizaje

Uno de los retos a los que se tiene que enfrentar toda empresa es cómo mejorar el proceso de aprendizaje de sus empleados, cómo conseguir desarrollar y potenciar aquellas capacidades y habilidades esenciales para su trabajo.

Si trabajas en el departamento de recursos humanos de tu empresa, sabrás que esta tarea es compleja por muchos motivos: primero porque aún hay muchas empresas que consideran este aspecto como algo secundario;  segundo, porque algunos trabajadores se resisten a realizar una formación continua; y tercero, porque el proceso de aprendizaje no es igual para todas las personas.

Por fortuna, los tiempos cambian, y con ellos los pensamientos, las estrategias y los recursos que estos departamentos tienen a su disposición para conseguir sus objetivos.

¿Quieres saber cómo mejorar el proceso de aprendizaje en tu empresa? ¿Qué tal si pones en práctica la gamificación?

 

Qué es la gamificación y cómo te ayuda a mejorar el proceso de aprendizaje

Si en la última década hay un término que se ha incorporado con fuerza en las empresas, en especial en los departamentos de recursos humanos, es sin duda el de gamificación.

¿Aún no sabes qué significa  gamificación? Pues no es otra cosa que una técnica que utiliza las dinámicas de los juegos, en especial del juego digital, como base para el aprendizaje.

¿Jugar y aprender? Sí, la gamificación defiende que es posible aprender y divertirse a la vez.

Esta técnica se basa en diferentes teorías sobre el proceso de aprendizaje:

 

  • Por un lado, en la teoría de que se aprende a través de la experiencia, de la práctica. Bandura o Glasser son algunos de los autores que defienden esta teoría. El ser humano aprende de muchas formas, a través de la imitación, de lo que oye, de lo que observa, pero sobre todo de lo que experimenta. Son estas experiencias las que realmente provocan un aprendizaje significativo.
  • Por otro, en la importancia de la motivación para el aprendizaje. Son muchos los psicólogos y pedagogos que recalcan la importancia de la motivación en el proceso de aprendizaje. Un alumno motivado aprenderá con más facilidad que otro que no lo esté, aunque las capacidades sean las mismas. Los videojuegos son un recurso muy motivador para la población en general. Además,  ofrecen otras ventajas, como feedback inmediato o recompensas que incrementan aún más el interés por continuar y seguir con el aprendizaje.

 

Esta técnica se basa en una serie de características o mecánicas para tener éxito. ¿Cuáles?

  • Debe tener un sistema de puntuación y clasificación que permita a los participantes ver en qué posición están.
  • Debe ofrecer diferentes niveles y suponer distintos desafíos. La idea es que el aprendizaje sea progresivo y que cada nivel suponga un pequeño desafío para todos los participantes.
  • Tiene que ofrecer premios y recompensas. Es esencial para favorecer la motivación. No tiene que ser nada material, una condecoración, una felicitación, una ayuda extra o un reconocimiento puede ser suficiente.

 

La gamificación utiliza los recursos de los juegos digitales  para motivar a los participantes y favorecer el aprendizaje de nuevos conceptos, herramientas, estrategias o técnicas necesarias para su trabajo diario.

De esta forma, se produce un aprendizaje significativo, práctico, de una forma colaborativa y lúdica. ¡Todo son ventajas! ¿Te atreves a probarlo en tu empresa?