Tendencias & Innovación

Coaching de equipos: por qué le interesa a tu empresa

coaching equipos

Muchas empresas necesitan equipos de alto rendimiento, pero ¿cómo desarrollar un grupo humano orientado a los mismos objetivos y con estas características? El coaching de equipos puede ser la solución, aunque, antes de decantarse por esta modalidad de coaching, hay que tener clara la diferencia entre equipo y grupo y estar seguro de que el coaching de equipos reportará mejores resultados que el individual.

 

 

¿Qué es un equipo?

Un equipo es un conjunto de individuos que trabajan juntos en una organización comprometida con el logro de objetivos claros y con los que están de acuerdo. En un equipo se trabaja de forma colaborativa e interdependiente para alcanzar las metas planteadas y todas las personas que componen esta entidad tienen claros sus roles específicos y cuentan con la autonomía necesaria para decidir cómo llevar a cabo sus. La comunicación clara, directa y frecuente es otro de los rasgos característicos de un equipo.

Todos estos factores son muy distintos de los que identifican al grupo. Y es que, al hablar de grupo, se hace referencia a personas unidas por un interés común pero que no siempre tienen el mismo objetivo en mente.

Tanto el coaching de equipos como el de grupos involucran la reunión de personas para aprender nuevas habilidades relacionadas con el desarrollo profesional, la comunicación en el lugar de trabajo y el liderazgo. Pero existe una diferencia sustancial entre ambos planteamientos.

 

¿Qué es el coaching de equipos y cuál es el propósito que persigue?

Cuando un grupo de personas tiene objetivos claros, trabaja estrechamente para alcanzarlos y se reúne regularmente para revisar el rendimiento y cómo se puede mejorar se puede autodenominar equipo.

En un conjunto humano de estas características no habría que plantearse como opción el coaching grupal, ya que no es preciso conformarse con que las personas que forman el grupo compartan un interés común por aprender nuevas habilidades y alcanzar sus propios objetivos en el lugar de trabajo, sino que se puede ir un paso más allá haciendo posible que todas trabajen juntas en el desarrollo de determinadas capacidades y se fijen objetivos comunes.

 

El coaching de equipos lo hace posible gracias a:

  • El diseño de un proceso de aprendizaje que logra aumentar la capacidad colectiva.
  • El planteamiento de fondo, que busca impulsar el rendimiento del equipo.
  • La aplicación de los principios de coaching de reflexión asistida, análisis y motivación para el cambio.

 

Este tipo de iniciativas ayudan a las personas a convertirse en mejores líderes, a la vez que brindan a los equipos las herramientas para trabajar juntos de manera más efectiva, de modo que las personas puedan alcanzar sus propios objetivos y ayudar al equipo a alcanzar sus metas colectivas.

El coaching de equipos proporciona las herramientas y los mecanismos de comunicación para alcanzar el éxito y, con ello, ayuda a acelerar el rendimiento del equipo. Se trata de una valiosa herramienta para conseguir que las personas a trabajen juntas de manera más eficiente para alcanzar objetivos comunes en el lugar de trabajo y resulta especialmente útil para los equipos recién formados, los que han experimentado un cambio en el liderazgo o aquellos que desean mejorar su desempeño.