Tendencias & Innovación

Tipos de cifrado: de la AES a la RSA

tipos de cifrado

El cifrado es una pieza de tecnología compleja que funciona mediante la codificación de datos, por lo que es ilegible para terceros no deseados. Una vez se elige entre los diferentes tipos de cifrado, y cuando ya se ha encriptado un texto, el mensaje se convierte en un conjunto desordenado de caracteres aleatorios.

Solo quienes disponen del código de acceso pueden descifrarlo y encontrar el mensaje original.

Todos los tipos de cifrado sirven para mantener el negocio lejos de las miradas indiscretas, si de alguna manera obtienen acceso a la red o sistema; incluso cuando quienes acceden a la información lo hacen por casualidad y sin ninguna intención maliciosa.

 

Los tipos de cifrado que necesitas conocer

El cifrado puede proteger la información de consumidor, correos electrónicos y otros datos confidenciales del negocio. Hoy en día, hay muchas opciones para elegir, y es imprescindible encontrar, de entre todos los tipos de cifrado disponibles, el que mejor se ajusta a las necesidades de la empresa:

 

Ebook GRATIS: Propiedad intelectual
 
  • AES. El Advanced Encryption Standard (AES) es el algoritmo en el que confían gobiernos y organizaciones de todo el mundo. AES se considera blindado a la amenaza, quizás por esa versatilidad que le permite generar claves de 128, 192 y 256 bits de longitud. Esta es la razón por la que parece que empieza a plantearse la posibilidad de utilizarlo como la nueva norma para la encriptación en el sector privado.
  • Triple DES. Este método reemplaza el algoritmo original de Data Encryption Standard (DES), que los piratas informáticos finalmente aprendieron a vencer con relativa facilidad. Utiliza tres claves individuales con 56 bits cada una. A pesar de su eliminación gradual, Triple DES aún logra hacer una solución confiable de cifrado de hardware para servicios financieros y otras industrias.
  • Blowfish. Se trata de otro de los tipos de cifrado pensados para sustituir al menos confiable DES. Su carácter versátil lo convierte en uno de los tipos de cifrado más flexibles que existen en la actualidad. Pero ¿por qué? Este algoritmo cifra de forma individual, y a alta velocidad, cada uno de los bloques en que ha dividido previamente la información. Se trata de una de las opciones de encriptación más seguras, puesto que aún no ha logrado ser vulnerada.
  • Twofish. Se trata de un sistema gratuito y simétrico, cuya peculiaridad radica en la longitud de las claves empleadas. En esto se diferencia de Blowfish, ya que presenta algunas que llegan a los 256 bits de longitud. Funciona tanto en entornos de hardware, como de software.
  •  RSA. RSA es un algoritmo de cifrado de clave pública de carácter asimétrico y considerado como el estándar para cifrar informaciones en el medio online. El resultado del cifrado RSA es una amalgama de datos que lleva a los atacantes bastante tiempo y poder de procesamiento para poder vulnerarse, ya que es necesaria una segunda clave, esta vez privada, para poder descifrar la encriptación.

 

El futuro de la encriptación seguirá, presumiblemente, sorprendiéndonos. Los ciberataques evolucionan constantemente, por lo que los especialistas en seguridad deben continuar descubriendo nuevos tipos de cifrado que permitan mantenerlos a raya.

 

Ebook GRATIS: Propiedad intelectual