Tendencias & Innovación

Industrias culturales y propiedad intelectual

industrias culturales

La interrelación entre creatividad, cultura, economía y tecnología tiene el potencial de generar ingresos, empleos y ganancias de exportación, al mismo tiempo que promueve inclusiones sociales, diversidad cultural y desarrollo humano. (Informe de Economía Creativa de la UNCTAD 2008). Las industrias culturales encierran un potencial de desarrollo importante, pero son más vulnerables que nunca.

Y es que, las industrias creativas están experimentando una transformación fundamental que puede ofrecer oportunidades únicas para buscar nuevas opciones, explorar ideas innovadoras, emplear nuevos enfoques, decidir tomar direcciones estratégicas y acercarse a caminos emocionantes. Pero nada de esto será posible si no se protegen sus derechos, entre los que se encuentran los de propiedad intelectual e industrial.

 

¿Qué son las industrias culturales?

Las industrias culturales son las que producen bienes con un contenido culturalmente significativo, que puede reproducirse a escala industrial; o las que se encargan de la producción en los medios de comunicación de bienes relacionados con la cultura.

En las industrias culturales, el derecho de autor desempeña un papel identificable para la producción de bienes creativos.

 

La importancia de las industrias culturales y su relación con el derecho de propiedad intelectual

Las industrias culturales pueden hacer contribuciones sustanciales al crecimiento económico nacional a través de la explotación de las habilidades creativas de su fuerza laboral y la generación de Propiedad Intelectual.

La propiedad intelectual es el catalizador que transforma la actividad creativa en industria generadora de valor. La ley otorga derechos a los creadores para proporcionarles incentivos para crear y difundir su trabajo. Por lo tanto, conocer, proteger y explotar sus derechos como creadores es vital y esencial.

Es solo a través de la comprensión de los derechos que posee en su trabajo, como el creador puede asegurarse de ser identificado como tal. Conocer el significado de protección y explotación del trabajo permite al creador de una obra original ganarse la vida y encontrar el tiempo necesario para crear nuevas obras.

Sin embargo, en la práctica es bastante difícil para los propios creadores reconocer y comprender sus derechos y activos de propiedad intelectual. También les resulta complicado protegerlos, debido a la complejidad de la Ley de Propiedad Intelectual, especialmente cuando se trata de acuerdos (incluyendo Licencias y Cesión) que deben ser firmados por el creador antes de cualquier explotación de su propiedad intelectual.

Y es que la propiedad intelectual no es un concepto fácil de abordar, especialmente en el marco de las industrias culturales.

Los derechos de autor, patentes, diseños y marcas comerciales son diferentes formas de protección de la propiedad intelectual. Por lo tanto, es evidente que existe una variedad de derechos que pueden aplicarse a diferentes aspectos de las obras o los nombres de sus productos o marcas, tales como:

  •         Tus inventos.
  •         El diseño o el aspecto de sus productos
  •         Lo que escribes, haces o produces

 

Algunos de estos derechos pueden surgir automáticamente en el momento en que se crea el trabajo, mientras que otros pueden requerir de aplicación por parte de las autoridades pertinentes para su registro. Por lo general, estas autoridades probablemente pertenecerán a un determinado país, por lo que el registro se realizará dentro de ciertos límites geográficos y cada derecho generalmente subsistirá solo dentro del país / jurisdicción que realmente lo otorgó… otro desafío que marca a las industrias culturales.

Usar más de un tipo de protección es otra opción. Se podría vincular más de un tipo de protección a un solo producto / servicio / creación / trabajo, por ejemplo, al:

  • Registrar el nombre y el logotipo como marca comercial.
  • Proteger la forma única de un producto como diseño registrado.
  • Proteger una parte de trabajo completamente nueva
  • Usar derechos de autor para proteger los bocetos del producto.

 

Es obvio que todos los creadores que desean tener éxito en su esfuerzo por crear y generar ingresos a partir de la explotación comercial de sus derechos deben confiar en mayor o menor medida en la Ley de propiedad intelectual y elegir la forma más adecuada de protección para su beneficio.

El sistema de propiedad intelectual ayuda a lograr un equilibrio entre los intereses de los creadores y el interés público, proporcionando un entorno en el que la creatividad y la invención que caracteriza a las industrias culturales pueden florecer, en beneficio de todos.