Tendencias & Innovación

2 beneficios del registro de la propiedad intelectual

registro de la propiedad intelectual

Para muchas empresas, el registro de la propiedad intelectual sirve para mucho más que proteger una idea o un concepto. El hecho de registrar contribuye a salvaguardar los activos de negocio genuinos que pueden ser parte integral de los servicios centrales de la empresa y garantizan su viabilidad a largo plazo.

La propiedad intelectual puede consistir en muchas áreas diferentes, desde logotipos hasta productos, servicios y procesos que diferencian su oferta de negocio. El registro como medida de protección es necesario ya que, cuando estas ideas se usan sin permiso, una organización puede sufrir las consecuencias que van desde la pérdida de participación de mercado hasta las repercusiones negativas para su imagen de marca, entre otras.

Indudablemente, casi todas las empresas se benefician hoy día de Internet, donde los productos, servicios y comunicaciones de marketing pueden llegar a grandes audiencias a costes relativamente bajos, pero esto también ha aumentado las posibilidades de robo de propiedad intelectual.

Sin el registro de la propiedad intelectual, las empresas de todos los tamaños corren el riesgo de que se exploten sin permiso sus ideas, productos o servicios únicos, incluso por parte de individuos u organizaciones que se encuentran en el otro lado del mundo, lo que hace que esta protección sea más importante que nunca.

 

¿Para qué sirve el registro de la propiedad intelectual?

La utilidad del registro de la propiedad intelectual puede resumirse en dos beneficios:

 

  • Protege las ideas del negocio. Siempre habrá personas que quieran duplicar el éxito de una empresa y vender sus ideas como propias. Dependiendo de las circunstancias individuales, se pueden usar patentes, marcas comerciales o derechos de autor, opciones todas ellas que cubren diferentes áreas de la propiedad intelectual. De este modo, se evita que los competidores utilicen las ideas del negocio para su propio beneficio sin el consentimiento de la empresa, algo que no podría garantizarse sin el registro de la propiedad intelectual.  

 

  • Proteger el crecimiento del negocio. La pérdida de participación en el mercado al principio del desarrollo de una empresa puede ser devastadora y consumir mucho tiempo, cuando se necesita perseguir al culpable de copiar una idea o un producto y se carece de protección legal porque no ha sido registrado. Pero es la consecuencia de la falta de registro. Es importante recordar que nadie más verificará si se ha infringido la propiedad intelectual, por lo que cada empresa tiene la responsabilidad asegurarse de que no existen otros negocios que utilicen indebidamente sus activos.

 

Proceder al registro de la propiedad intelectual es más sencillo de lo que parece. No requiere tanto esfuerzo ni son trámites que necesiten de mucho tiempo. Sin embargo, esta acción protege un valioso activo del negocio, por lo que merece la pena llevarla a cabo. Y, si bien no se puede proteger una idea en sí misma, sí que pueden blindarse los medios a través de los cuales se pone en funcionamiento.

 

Acudiendo a cualquiera de las oficinas de los Registros territoriales o las del Registro central en España se puede llevar a cabo el registro de la propiedad intelectual. ¿Están a salvo tus derechos? ¿Está protegida tu propiedad intelectual?