Tendencias & Innovación

Recursos en la Gestión de Proyectos: más allá de los recursos humanos y materiales

Desde un punto de vista tradicional, uno pensaría que los recursos disponibles para los Project Managers se limitan a recursos monetarios, y recursos humanos. También podríamos incluir en esta visión obvia las herramientas, los softwares, las utilidades en general de las que hacemos uso en nuestra gestión diaria. No perdamos de vista, sin embargo, que nuestros “recursos” van mucho más allá...

Para que nuestro plan de proyecto sea integral y eficaz, debe tener en cuenta todos los recursos que influyen en la capacidad de la empresa para crear y entregar sus valores principales. En general, la lista de recursos a considerar incluye los relacionados con la producción, el almacenamiento, la investigación y desarrollo de productos, desarrollo de procesos, ingeniería, compras, personal y finanzas.

Así pues, vamos a dibujar una imagen completa de un sistema de recursos, considerando los recursos clasificados en cinco categorías distintas: recursos físicos; recursos humanos; la propiedad intelectual (IP), software y métodos; “ecosistema”; y recursos financieros.

  1. Los recursos físicos son la propiedad tangible, e incluyen instalaciones, oficinas, bodegas, terrenos, maquinaria, equipos y herramientas. Algunos recursos (por ejemplo, instalaciones de fabricación y centros de distribución) reflejan grandes inversiones que sólo se producen cada 20 años o más. Otros, como herramientas desechables, pueden requerir poca inversión y pueden ser cambiados con frecuencia.
  2. Los recursos humanos son los empleados que componen la fuerza de trabajo de las operaciones. Los empleados individuales difieren en sus habilidades, el conocimiento, la formación, la capacidad, flexibilidad y condiciones de empleo. También difieren en el papel que desempeñan.
  3. La Propiedad Intelectual, el software y los métodos son los recursos basados en el conocimiento de la función de operaciones. Son el conocimiento colectivo residente en la organización, no por los empleados individuales. Se incluyen en esta categoría los diseños patentados y propietarios, secretos comerciales, software, sistemas de organización, procesos, técnicas e información. El algoritmo de búsqueda de Google o el código fuente de Windows en Microsoft son dos ejemplos de este tipo de recurso tan valioso.
  4. El ecosistema de recursos, que son las relaciones con los proveedores, distribuidores, clientes y socios, que constituyen colectivamente el ecosistema de negocios de la empresa. Démonos cuenta que casi siempre las alianzas fuertes entre colaboradores, proveedores y clientes, son un activo muy importante para nuestro éxito, y por tanto son un “recurso” disponible.  
  5. Los recursos financieros, que son los tipos de fondos disponibles, incluyendo dinero en efectivo, dinero en efectivo generado por las operaciones, y los fondos disponibles de los mercados financieros. Estos recursos generalmente no son considerados como parte de las operaciones, sin embargo, pueden ser decisivos en habilitar o restringir la aplicación de la estrategia. Por ejemplo, una inversión de 500 millones de dólares en automatización puede ser financieramente y estratégicamente prudente, ya que puede mejorar la eficiencia y reducir los costes, pero no sucederá si Operaciones no tiene los fondos para invertir.

Teniendo esta visión mucho más global y a la vez más realista, seremos capaces de armar planes de proyectos más eficientes y eficaces. Para analizar estos recursos un poco más, podríamos plantear otro eje de información, que intente responder a preguntas como:

  • ¿Qué recursos (de los 5 tipos) tenemos actualmente?
  • ¿Cómo se relacionan los 5 tipos entre sí?
  • Cuando queremos ampliar esta base de recursos, ¿cómo lo haremos?

Por tanto debemos trabajar en la identificación de lo siguiente:

  1. Base de recursos: es un inventario de los recursos que captura las decisiones acumulativas sobre qué recursos emplean. El tipo, la ubicación, la calidad, la durabilidad, la capacidad y la utilización de cada recurso… ¡Para los 5 tipos!
  2. Decisiones de integración de recursos: determinan cómo los recursos individuales interactúan entre sí para formar el sistema operativo, incluidas las decisiones sobre la organización, la planificación y la toma de decisiones.
  3. Desarrollo de recursos y decisiones de adquisición: guían el desarrollo del sistema operativo. Los planes y procesos para la innovación, el desarrollo, y las fusiones y adquisiciones determinan cómo se espera que cambien la base de recursos y la integración de recursos.

 

Cabe destacar también, para finalizar con esta discusión, que este “mapeado” de recursos completo, y su organización, muestra un instante de tiempo, pero que como es lógico va evolucionando, para ir adaptándose al entorno y al valor ofrecido a los clientes. ¡Esperamos os haya sido útil!