Tendencias & Innovación

Nuevos escenarios para el “Chief Project Officer” (CPO)

Hoy en día estamos constantemente debatiendo sobre terminologías relacionadas con la tecnología, tales como grandes volúmenes de datos, “big data”, “machine learning”, “blockchain”, inteligencia artificial, industria 4.0, etc… Y todo lo que ello conllevará en cuanto a cambios en nuestro modo de vida. A nivel profesional, también se habla de gestión del talento de las personas, y menos de “gestión de RRHH”, también se habla sobre organizaciones ágiles, sobre gestión “Smart”, etc…

Pero… ¿Cómo afecta todo ello a la estructura de una organización? Y en concreto, a los jefes de proyecto y/o responsables de PMO (Project Management Office?) En este post me gustaría reflexionar sobre los distintos roles que están apareciendo. Y acabar centrándonos en el CPO o Chief Project Officer.

Se está empezando ya a hablar del CVO (Chief Value Officer) que debería ser la evolución del director financiero, ya que no se trata solo de finanzas, sino de propuestas de valor real para la empresa, para los clientes y para el mercado. Los beneficios de los proyectos y del negocio no se miden en cifras contables nada más, sino en el valor estratégico generado. Tenéis una buena visión al respecto en este artículo.

De hecho, el mismo concepto aplicado al responsable de la empresa nos lleva al CBO (Chief Business Office). También veremos nuevos roles como CEO (Cloud Executive Office), CTO (Chief Transformation Office), CIO (Chief Innovation Officer), CMO (Chief Media Officer), CDO (Chief Data Officer)…. Todos ellos convierten en papeles clave, ya que necesitamos innovar mejor y más rápido. Los medios sociales son un área crucial y el volumen de datos aumentará dramáticamente en todos los sectores, ya sea atención de la salud, productos básicos, servicios sociales, ocio, juegos, banca o la industria del automóvil.

En todo este entorno, y desde la perspectiva del Project Management, evoluciona también el CPO (Chief Project Officer). El CPO es un miembro del Comité Directivo y es responsable de todas las operaciones orientadas a proyecto. Sus principales responsabilidades son, entre otras:

  • Establecer un sistema de gobierno de proyectos, programas y portafolios
  • Dirigir todas las actividades en el área de proyectos, programas y portafolios
  • Liderar la PMO y sus proyectos, programas y portafolios
  • Dar soporte a otros miembros del Comité Directivo en planear y ejecutar proyectos en sus áreas de responsabilidad.

Fijaos que la orientación de este rol es que efectivamente la PMO tenga un representante al más alto nivel de la organización, para evitar lo que puede suceder en algunas ocasiones, y es que la PMO no se sitúe al más alto nivel estratégico y por tanto los proyectos no se gestionen con éxito.

Si queréis saber más detalles sobre este rol y su definición, os recomiendo los siguientes artículos:

Se entiende que un CPO tendrá una posición de máximo nivel y, por lo tanto, estará en un escenario ideal para elevar el perfil de la cartera de proyectos. El CPO podrá demostrar la importancia de los proyectos para el desarrollo y la madurez del negocio. A este nivel, el CPO puede garantizar que los proyectos cuenten con los recursos necesarios. En organizaciones donde no hay CPO que represente las necesidades de los proyectos, éstas normalmente no tienen suficientes recursos de Project Management, en comparación con otras funciones “que gritan más” para proveerse de ellos.

El CPO puede ayudar a defender la necesidad de recursos estratégicos, así como operativos. Un CPO probablemente sea una opción más rentable que la implementación de PMO grande y compleja. Por tanto, un rol de CPO podría ser más fácil de “vender” a la Dirección. A partir de entonces, si ese rol es beneficioso para la organización, se puede considerar el extender la PMO.

¿Qué opináis sobre esta evolución del Project Management? ¿Se está produciendo ya?