Tendencias & Innovación

3 formas en que un MBA beneficia a la administración y gestión de empresas

administracion y gestion de empresas

Los profesionales que han cursado un MBA suelen obtener mejores resultados en la administración y gestión de empresas. Su capacidad para liderar de forma efectiva y motivar al personal aumenta, gracias a las habilidades que desarrollan durante sus estudios. Al mismo tiempo, su visión holística del negocio les ayuda a guiar a la organización hasta alcanzar una posición competitiva sostenible en el cambiante entorno comercial actual.

Antes de obtener su titulación estos profesionales de la administración y gestión de empresas ya pueden aplicar el material del curso directamente a su trabajo. De esta forma, comienzan a entregar resultados en escenarios empresariales reales.

Un MBA les dota de las herramientas para hacer frente a nuevas situaciones a medida que van surgiendo, ya que mejora su propio desarrollo profesional. Entre ellas destacan tres, que veremos a continuación.

 

Administración y gestión de empresas bien planificada

Asignar un presupuesto y unos plazos es la manera de controlar un proyecto y eso lo tienen claro quienes estudian un MBA. Estos parámetros permiten guiar al negocio de forma efectiva estableciendo un marco útil que ha de quedar definido desde las primeras etapas de la iniciativa.

Los expertos en administración y gestión de empresas saben que establecerlos al comienzo de un proyecto puede ayudarles a determinar su alcance y esto redunda en:

 

  • Establecimiento de objetivos realistas y alcanzables.
  • Mayor ajuste al presupuesto durante la ejecución.
  • Entregas dentro de plazo.

 

Las habilidades que se adquieren al cursar esta formación resultan de gran ayuda a la hora de establecer pautas para los proyectos. Los métodos de programación, planificación de costes, fijación de objetivos de proyectos y distribución de roles en un equipo de trabajo permite que los proyectos den comienzo una manera pragmática y orientada a resultados, lo que mejora las probabilidades de alcanzar metas.

 

Minimización de riesgos en la administración y gestión de empresas

Un elemento importante en la gestión efectiva de un negocio es la identificación de los factores de riesgo. Sólo una vez que se detectan esas variables que podrían conducir a resultados negativos es posible diseñar estrategias para abordarlas.

Independientemente de la industria en que se encuadren los profesionales en administración y gestión de empresas, la preparación que reciben en un MBA les ayuda a trabajar y tomar decisiones en un entorno donde la incertidumbre y el riesgo son una constante. Esto es posible gracias a los conocimientos adquiridos en:

 

  •  Evaluación de riesgos.
  • Gestión del riesgo.
  • Selección, implementación, despliegue y uso de herramientas de análisis de riesgos.
  • Contacto con nuevas soluciones de simulación de escenarios.

 

Así, los riesgos derivados de la globalización, de las fluctuaciones monetarias que afectan los precios o de la falta de integración entre componentes de la cadena de suministro, entre otros, pueden ser identificados de forma prematura y atajados convenientemente.

 

El lugar para la innovación en la administración y gestión de empresas

La agilidad es una de las características que deberían definir a los líderes del futuro. Vivimos en una era digital donde el cambio se sucede a gran velocidad, obligando a los negocios a adaptarse.

Sin embargo, los líderes de cada sector no son quienes actúan de forma reactiva sino quienes, proactivamente toman la iniciativa y se lanzan a probar nuevos caminos. Las oportunidades llegan cuando los responsables de la administración y gestión de empresas son capaces de tomar riesgos calculados.

Un Máster MBA ofrece el espacio necesario para experimentar, descubrir lo que funciona y encontrar herramientas que podrán aplicarse en la organización, garantizando buenos resultados, sin poner en peligro los recursos, si afectar a la motivación de los equipos y, sobre todo, evitando el temido estancamiento.