Tendencias & Innovación

Soft Skills: Las habilidades transportables

No recuerdo donde leí el término de “habilidades transportables” para definir lo que solemos asociar con habilidades blandas o soft skills, pero el término resonó en mí porque lo consideré muy apropiado. “Habilidades” para identificar aquellas competencias necesarias para para un buen profesional independiente del sector, rol funcional, organización, etc. Pero la gran aportación es el calificativo de “transportables” para enfatizar que son habilidades móviles, que están y van siempre contigo y se pueden poner en práctica en cualquier organización. Estas habilidades transportables son necesarias en cualquier contexto y demandadas por las organizaciones. ¿Cuáles son estas habilidades? No he encontrado un consenso pero si hay muchas similitudes entre diferentes profesionales. Por ejemplo:

Vala Afshar (@ValaAfshar) Chief Digital Evangelist de Salesforce enumera doce que en su opinión (la comparto) se tendrían que enseñar en el colegio. Éstas son:

  1. Public speaking: Con la cantidad de presentaciones que llegamos a hacer a lo largo de nuestra vida profesional y nadie nos ha enseñado a hablar en público. La presentación es el apoyo y la historia es la base.
  2. Project management: Las actividades en las organizaciones se estructuran en forma de proyectos. Saberlos gestionar es básico.
  3. Negotiation: Esta transciende nuestra vida profesional. La negociación es algo que hacemos varias veces al día en diversos contextos. Si tienes hijos adolescentes sabes de lo que hablo.
  4. Conflict resolution: Ligada a la anterior, la resolución de conflictos es una forma de encontrar soluciones a los problemas.
  5. Software development: Estudiamos inglés para aprender el código universal para entender a otras personas. En un mundo donde habrá que interactuar y relacionarse con las máquinas, el nuevo inglés es el código. Hay que aprender a programar.
  6. Accounting: Será por qué inicié mi carrera profesional en el área financiera, siempre insisto en la necesidad de saber interpretar unos estados financieros (cuenta de resultados, balance y cash flow) independientemente del área funcional y cargo que ocupes. El dinero es la sangre de las empresas. Es imprescindible.
  7. Financial planning: Una de las asignaturas pendientes en España. Es muy importante tener un mínimo de cultura financiera para poder entender muchas de las cosas que pasan en el mundo. También para planificar financieramente el futuro. En la tercera edad el principal problema es la soledad y poder disfrutar de la recta final de la vida. El dinero te permite “comprar” compañía y no sufrir por el día a día. Recoges lo sembrado a lo largo de tu vida profesional. Si no siembras, no recoges.
  8. Critical thinking: En un mundo de abundancia, hay que ser innovador para evitar comodizarse. Y para ello hay que poner todo en duda y pensar de forma diferente para encontrar soluciones diferentes.
  9. How to mentor: Para mí una de las mas importantes. La figura del mentor es básica para acompañarte durante tu carrera profesional . Te aconseja, te guía y te ayuda a tomar decisiones. Es una profesión con mucho futuro.
  10. Business Plan dev: Para mi la gran virtud de los BP es que te ayudan a estructurar tus ideas. A cuestionarte. A hacerte preguntas. A tener una visión holística de una idea de negocio. Más que una guía a seguir ya que la realidad los desmontan rápido, te puede llegar a ahorrar mucho tiempo y dinero matando malas ideas.
  11. People management: La gestión de personas es un arte. A diferencia de las máquinas, somos emocionales, volátiles, irracionales e imprevisibles. Si gestionáis equipos sabréis que es una de las habilidades más difíciles de conseguir.
  12. Customer service: El cliente es el rey. Un ser impaciente, caprichoso y en muchas ocasiones irrespetuoso, pero es el que paga las facturas. En un mundo competitivo solo hay dos estrategias ganadoras: centrarse en el cliente e innovar constantemente.

El Word Economic Forum afirma que para que nuestros hijos puedan ser competitivos en un mundo cambiante, han de desarrollar las siguientes competencias. Conceptualemente hay muchas similitudes con la lista anterior:

1. Critical thinking and problem-solving: Mismo concepto que el punto 8 anterior. Básicamente hay que desaprender para aprender. Mucho conocimiento ha quedado obsoleto. Toca volver a estudiar.

2. Collaboration across networks and leading by influence: Colaborar es un imperativo para poder sobrevivir. Las organizaciones necesitan abrirse y relacionarse con su ecosistema. El talento está fuera de tus fronteras y lo necesitas.

3. Agility and adaptability: En un entorno cambiante, la capacidad de adaptarse es ganadora. Ya lo demostró Darwin con su teoría de la evolución que también es aplicable a profesionales y organizaciones.

4. Initiative and entrepreneurialism: Hay que hacer que las cosas pasen. Y eso demanda proactividad y orientación a solucionar los problemas. En muchos contextos no es posible por la cantidad de burocracia que lo impregna todo, coartando la proactividad y cualquier tipo de iniciativa.

5. Effective oral and written communication: Hay un déficit importante en capacidad de expresión tanto a nivel oral oral como escrita. Muchos profesionales no saben expresarse ni escribir. Se nota en sus emails y en sus presentaciones. Y aunque tengan buenas ideas si no saben comunicarlas tienes un problema.

6. Accessing and analysing information: Vivimos en un mundo científico, donde los datos son omnipresentes. Para poder extraer información para la toma de decisiones, es necesario tener capacidades analíticas para poder gestionarlos.

7. Curiosity and imagination: Para poder pensar de forma diferente y encontrar soluciones diferentes a problemas complejos.

Por último un informe del Institute for the Future de la Universidad de Phoenix titulado Future Works Skills 2020 destaca 10 habilidades:

  1. Sense-Making: Es decir, entender el significado más profundo de las cosas para acceder a insights que no serán comprensibles para las máquinas. Hay cierto conocimiento que no será accesible para las máquinas al no poderse codificar.
  2. Social Intelligence: La habilidad de conectar con otras personas y ser persuasivos para conseguir la reacciones deseadas. Es un nivel de empatía enfocado a resultados.
  3. Adaptive Thinking: Pensamiento adaptativo para aportar soluciones más allá de las heurísticas determinadas. Similar a ser creativos a la hora de solucionar problemas.
  4. Cross Cultural Competency: Si el contexto en el que operamos es global, es importante saber las reglas y protocolos que determinan entornos culturales diferentes.
  5. Computacional Thinking: Saber tratar e interpretar grandes cantidades de datos para la toma de decisiones. Los datos son la materia prima en la toma de decisiones. Y los datos están creciendo exponencialmente. Saber gestionarlos es primordial.
  6. New Media Literacy: Habilidad para desarrollar contenido a nuevos canales y en nuevos formatos rapidamente cambiantes.
  7. Transdisciplinarity: O también llamada multidisciplinariedad. Se trata de conocer conceptos de otras disciplinas que puedan ayudar a resolver problemas cada vez más complejos. Hay problemas que requieren conocimientos transversales por su nivel de complejidad.
  8. Design Mindset: Capacidad de diseñar nuevos procesos basados en la tecnología. La tecnología posibilita nuevas formas de hacer las cosas, por lo que se impone una reingenería de procesos.
  9. Cognotive Load Management: Consecuencia del aumento exponencial de los datos y de la información. Estamos expuestos a cada vez más inputs por lo que tenemos menos tiempo para procesarlos y sobretodo saber distinguir la señal del ruido. La exposición a tanta información puede llevar a la parálisis en el análisis.
  10. Virtual Collaboration: Saber relacionarse y trabajar de forma no presencial sin que la productividad se vea mermada. Esto supone desde saber realizar videoconferencias hasta saber trabajar en equipos ubicados en diferentes zonas geográficas.


Las tres listas comparten muchas ideas similares más allá de la semántica. Y todas están relacionadas con el nuevo contexto y la forma de gestionarlo. Un contexto muy científico, competitivo, colaborativo, global y con retos y problemas muy complejos de gestionar. Tenemos mucho trabajo por delante.