Tendencias & Innovación

No More Likes

Instagram está probando desde el pasado mes de Abril de ocultar el número de Likes de cada post que ahora son públicos de forma que solo el propietario de la cuenta podrá saber la estadísticas de sus publicaciones. Según el máximo responsable de Instagram el objetivo es:

“creating a less pressurized environment where people feel comfortable expressing themselves.”

La frase conlleva implicitamente la admisión de que las redes sociales pueden crear adicción, minar la autoestima sobretodo de las personas más sensibles y vulnerables como son los adolescentes, crear ansiedad, y ser una fuente de contenido inapropiado o directamente falso que acaba configurando la manera de pensar de millones de personas. Parece que en el maravilloso mundo de Instagram donde todo es perfecto y hermoso, hay barrios pocos recomendables llenos de trolls haters. Hechos que a estas alturas son más que evidentes.

Las grandes plataformas tecnológicas se saben en el ojo del huracán principalmente por la gestión y uso de los datos de sus usuarios y las preocupaciones en torno la privacidad en sus dominios, y por otro lado por la dinámica tendente al duopolio de Facebook y Google en el negocio publicitario. Vamos por partes para estudiar ambos frentes:

En cuanto al posición dominante en el negocio publicitario, un reciente estudio de la consultora eMarketer le pone cifras: alrededor del 60% de los $129 billones del gasto en publicidad digital en los USA en 2019 los gestionan Facebook y Google. De hecho para ambas compañías en su principal fuente de ingresos, concretamente el 86% de los ingresos de Google y el 99% para facebook provienen de su negocio publicitario. Y la tendencia es a aumentar cuota de mercado por lo que estamos ante un duopolio de facto de ambas compañías tecnológicas.

Y por lo que se refiere a la gestión de los datos, el reguero contínuo de informaciones relacionadas con la mala praxis de las grandes plataformas en el uso y gestión de los datos, es más que preocupante. Las últimas son las que apuntan a que tanto Amazon, Google, Apple y Microsoft acceden y escuchan nuestras conversaciones a través de sus diferentes dispositivos de voz como los Alexa, Google Home y demás. De hecho mientras escribo estas líneas, Microsoft admite que otro tanto está pasando en su plataforma Skype. Por lo que hay muchas razones para empezar a tomar medidas, y el gobierno americano está dispuesto a hacer algo en este sentido.

En Junio del año pasado un organismo del Congreso Americano abrió una investigación para analizar la competencia en el negocio de las publicidad digital. Asimismo el Departamento de Justicia y la Comisión de Comercio están investigando a las GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) por prácticas antimonopolistas. Nuevas investigaciones tras las realizadas por el caso de Cambridge Analytica y el papel de las redes sociales como elementos de desinformación (con Rusia como protagonista principal) en las elecciones amaericanas del 2016.

Hilo de tweets de la Presidenta de la Cámara de Respresentantes en EE.UU

Resumiendo, la autoregulación que las plataformas han defendido y dicen que han aplicado, no está funcionando. Es el momento de la regulacióm impuesta desde la Administración Pública. Sin voluntad de iniciar otro debate que daría para un libro, pero estos eventos y otros como la evolución de los mercados de cryptomonedas, ICOs, o el de las plataformas de la “economía colaborativa” acaban necesitando una regulación por parte de agentes neutrales sin interés creados. La autoregulación y la descentralización en la mayoría de casos no es suficiente ni deseable.

Pero volvamos al ocultamiento de los likes o de los retweets (Twitter también está explorando está opción) ¿Son una muestra de redención para evitar una regulación estricta? ¿Es una operación de RRPP para mejorar la reputación de estas compañías? Mi opinión es siempre la misma en este tema: en el momento en que entran en colusión el negocio con cualquier otra necesidad, el negocio gana siempre, por lo que estos experimentos de no mostrar métricas de engagement se aplicarán siempre y cuando la cuenta de resultados no quede afectada. Y el modelo de negocio de estas plataformas se basa en que pases mucho tiempo y hagas muchas cosas en sus propiedades. Son negocios data driven por lo que una tema es no mostrar ciertas métricas y otro es que no los tengan en cuenta internamente para la optimización de sus algoritmos. Además no hay que olvidar que todas ellas son empresas cotizadas y que tienen unos accionistas a los que rendir cuentas. Accionista en su mayoría que entre la rentabilidad y cualquier otra cuestión, prorizan la primera. Por lo que me parece que se quedará en un acto puramente de comunicación.

De hecho el problema es la falta de credibilidad de estas compañías. Tiene un problema dificilmente solucionable de reputación y branding, pero mientras que el negocio funcione, todo lo demás es secundario.

Si os interesa estos temas, os recomiendo las siguientes lecturas: