Tendencias & Innovación

Publicidad y relaciones públicas en tiempos de IA

publicidad y relaciones publicas

Cuando la inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático, publicidad y relaciones públicas se mencionaron por primera vez en la misma frase, la mayoría de la gente se mostró intrigada, pero reacia al mismo tiempo. A pesar de las dudas iniciales, la aplicación de la inteligencia artificial en esta industria es una realidad, tal y como muestran los casos de uso, que son bastante diversos y van, desde el seguimiento y la predicción del comportamiento del consumidor, hasta la conceptualización y la optimización de las experiencias del usuario.

En los últimos años, los medios digitales han impactado en la atención de la audiencia, mientras la inversión en inteligencia artificial y aprendizaje automático ha ido en aumento. Ambos fenómenos benefician a la industria de publicidad y relaciones públicas. ¿Sabes cómo puedes aprovechar sus ventajas para tu negocio?

 

Por qué la publicidad y relaciones públicas necesitan inteligencia artificial

En las empresas, el uso de herramientas de analítica avanzada, de algoritmos de descubrimiento de datos o de aplicaciones de aprendizaje automático se ha ido extendiendo. Precios más asequibles en tecnología, una oferta más variada y personalizable y el aumento de perfiles familiarizados con las nuevas técnicas y métodos que estos avances propician son algunas de las razones de este impulso, que ha llegado también al campo de la publicidad y relaciones públicas.

Si los especialistas en marketing ya utilizan el aprendizaje automático desde hace años para analizar los datos de los clientes de manera más eficiente y hacer recomendaciones específicas, no hacía falta esperar mucho más para que la inteligencia artificial entrase en el área de publicidad y relaciones públicas para resolver algunos de sus problemas más importantes.

IA es el siguiente paso evolutivo y puede aportar grandes beneficios a esta industria que comienzan con la automatización y optimización de procesos simples. Algo que supone un complemento y no el reemplazo de las habilidades humanas.

La inteligencia artificial apoya a los profesionales de relaciones públicas de formas tan diversas como las siguientes:

  • Monitorizando medios de comunicación. El uso de la automatización para hacer un seguimiento de la actividad de los medios libera las horas de trabajo que se pueden usar de manera más eficiente.
  • Agilizando las tareas de investigación. IA también supone un valioso aliado a la hora de enfrentarse con tareas que tradicionalmente consumen mucho tiempo, como éstas.
  • Optimizando la compilación de informes y la creación de listas, tareas que se completarán de forma rápida y sin errores, puesto que no será necesario llevarlas a cabo manualmente.
  • Haciendo pronósticos. Las capacidades de análisis predictivo de IA ofrecen una visión más profunda de las tendencias del mercado.

 

Además, utilizando la tecnología de inteligencia artificial, los profesionales de publicidad y relaciones públicas tienen la opción de aprovechar los datos en tiempo real para tomar decisiones más informadas, algo que resulta especialmente útil en el ámbito de las comunicaciones de crisis.

La interacción humana continuará siendo relevante en el desarrollo de esta función, porque la inteligencia artificial no puede construir vínculos entre personas, pero las empresas líderes son conscientes de que IA se está convirtiendo en algo más que una gran ayuda en el área de la publicidad y las relaciones públicas.