Tendencias & Innovación

Publicidad programática: definición, importancia, funcionamiento y beneficios

publicidad programática

La publicidad programática es como se conoce al uso de software para comprar anuncios en medios digitales. Mientras que el método tradicional de compra de publicidad digital incluye solicitudes de propuestas, ofertas, citas y negociación humana, la compra programática utiliza máquinas y algoritmos que facilitan a cada anunciante adquirir ese espacio de visualización.

Con este enfoque de la publicidad programática, las empresas tienen más tiempo para dedicar a la optimización y mejora de sus anuncios, para lograr una planificación más efectiva y orientar mejor su publicidad.

El gasto previsto para este año 2019 en publicidad programática a nivel mundial superará los 74,8 miles de millones de euros (Statista).

 

¿Dónde radica la importancia de la publicidad programática?

Todo se resume a una palabra: eficiencia. Antes de la compra programática de anuncios, los compradores y vendedores de anuncios humanos compraban y vendían anuncios digitales, mediante procedimientos que podían ser caros y poco confiables.

La tecnología de publicidad programática promete hacer que el sistema de compra de anuncios sea más eficiente y, por lo tanto, más barato, al eliminar a los humanos del proceso en los momentos en que es posible.

No es que las personas queden relegadas del proceso, sino que la tecnología se utiliza para reemplazar algunas de las tareas menos importantes que los humanos tenían que gestionar, como enviar órdenes de inserción a los editores y tratar con etiquetas de anuncios. La intervención humana aún se requiere para optimizar campañas y planificar estrategias.

 

¿Cómo funciona la publicidad programática?

Cuando alguien hace clic en una página web que tiene espacio publicitario configurado para publicidad programática, el editor de la página publica una impresión de anuncio para subasta en un mercado publicitario.

El mercado de anuncios luego ejecuta una subasta entre los anunciantes interesados en mostrar un anuncio a ese cliente específico. Puede haber muchos anunciantes compitiendo en esta subasta, y cualquiera que esté dispuesto a ofertar más, ganará, consiguiendo que sea su anuncio el que se muestre al cliente cuando se cargue la página.

Para entender mejor cómo funciona la publicidad programática hay que tener en cuenta estos datos: