Tendencias & Innovación

Máster en Neuromarketing: de la mente del cliente a la cabeza de la industria

Estudiar Neuromarketing

Estudiar neuromarketing es, sin duda, una de las apuestas más seguras a día de hoy para abrirse paso en el entorno laboral y profesional. Ya no solo por los avances cada vez más reveladores, pragmáticos e impactantes que se dan en el área de la neurociencia. También por las formas en las que el marketing convencional ha decidido emplearlos para evolucionar como nunca antes se había visto.

En este post te hablaremos sobre neuromarketing y, más en concreto, sobre por qué estudiar neuromarketing es tan buena opción.

 

Ebook GRATIS: Aprendizaje continuo

Estudiar neuromarketing: los motivos principales

 

Si vas a estudiar neuromarketing, debes conocer una serie de aspectos básicos sobre el funcionamiento del cerebro humano:

  1. Tomamos decisiones de forma inconsciente (la mente consciente se encarga de justificar una elección ya tomada previamente) y, en la mayoría de las ocasiones, basándonos más en las emociones que en la razón.
  2. Nuestra atención se colapsa enseguida. De hecho, solo somos capaces de prestar atención consciente a un estímulo al mismo tiempo.
  3. Prestamos más atención a lo que se mueve, a lo que cambia y a lo diferente.
  4. Cuanto más saturado de información se encuentre nuestro entorno, más bloqueos inducirá nuestro cerebro ante la entrada de nuevos datos.
  5. La memoria es finita, por lo que solo recordamos con nitidez aquello que realmente ha captado nuestra atención y que ha movido nuestras emociones.
  6. Si conseguimos captar la atención y despertar las emociones de nuestro público objetivo, las probabilidades de que nos recuerden serán mucho mayores. Y cuando nos recuerdan, las probabilidades de que nos compren aumentarán considerablemente debido a la familiaridad que otorgan las redes neuronales en las que se ha asentado nuestra marca.

Estudiar un máster en neuromarketing te permite aprovechar al máximo estos descubrimientos para conocer lo que impulsa nuestras decisiones cotidianas, incluyendo lo que veremos, de lo que hablaremos y lo que compraremos, por ejemplo.

Y esto, precisamente, se relaciona con lo siguiente que vamos a tratar: la neurociencia del consumidor.

 

Estudiar neuromarketing y la neurociencia del consumidor

 

Estudiar neuromarketing implica, entre otras muchas cosas, descubrir un área de conocimiento denominada consumer neuroscience, o lo que es lo mismo, la neurociencia del consumidor.

Esta área ofrece respuestas emocionales alternativas a las preguntas que se hacen hoy en día los principales actores del mercado y que los métodos de análisis tradicionales por sí solos no pueden medir.

Los consumidores no siempre son actores racionales ni toman decisiones basadas en su propio interés. Muchas veces actúan por impulso y, por eso, las empresas necesitan ampliar su conocimiento de la psicología del comportamiento, estudiando la toma de decisiones no racional.

El campo más nuevo de la neurociencia del consumidor se basa en los hallazgos, las herramientas y las técnicas de la neurociencia, que son las que permiten comprender cómo los consumidores emiten juicios y toman decisiones.

Por lo tanto, la neurociencia del consumidor permite a las organizaciones:

  1. Entender el compromiso de los consumidores.
  2. Ganar comprensión acerca del origen de las respuestas no conscientes de los consumidores.
  3. Crear conexiones más sólidas con sus audiencias a través de esta nueva perspectiva del conocimiento de los clientes.

Existen métodos de investigación en neurociencia que se combinan con las últimas novedades tecnológicas para aprender más rápido y entregar resultados más sólidos. Esta es una de las claves del éxito del neuromarketing y uno de los motivos por los que estudiar neuromarketing es tan buena idea.

 

Qué se aprende al estudiar un máster en neuromarketing

 

Dentro de todas las modalidades formativas que existen, una de las mejores opciones actualmente es la de elegir estudiar un máster en neuromarketing. Esto se debe a que los másteres se han convertido en un aval muy valioso de profesionalización especializada.

Pero ¿qué aprenderemos al estudiar un máster en neuromarketing? Veamos en primer lugar las preguntas a las que podremos obtener respuesta:

  1. ¿Cómo tomamos decisiones como consumidores?
  2. ¿A qué le prestamos atención y cómo nuestras respuestas iniciales predicen nuestras elecciones finales?
  3. ¿Cómo influye el neuromarketing en otros tipos de marketing que ya conocemos?
  4. ¿En qué medida estos procesos son inconscientes y no pueden reflejarse en informes abiertos?

Un máster en neuromarketing proporciona respuestas a todas estas preguntas y muchas más a través de la enseñanza de:

  1. Métodos de estudio en los campos emergentes de la neurociencia del consumidor y del neuromarketing.
  2. Análisis de los mecanismos cerebrales básicos en la elección del consumidor.
  3. Usos de la neurociencia en los negocios.
  4. Oportunidades del neuromarketing para la industria del futuro.

Además, al estudiar neuromarketing, todos los alumnos del programa en cuestión deberían aprender la forma de no perder actualización en estos temas donde los cambios se producen a la misma velocidad a la que avanza la innovación tecnológica.

Sigue leyendo. Nosotros ofrecemos eso y mucho más.

 

Quién debería estudiar neuromarketing

 

Cualquier profesional interesado en comprender la psicología y mecanismos que guían la elección del consumidor podrá cumplir sus objetivos si hace una buena elección de la Escuela de Negocios en donde cursará un máster en neuromarketing.

Respecto al perfil, se recomienda cierto grado de especialización en áreas como la psicología, el marketing o la economía, aunque no es un requisito indispensable. De la misma forma, un máster en neuromarketing como es debido debería estar abierto tanto a graduados que acaban de completar sus estudios superiores como a profesionales en ejercicio, independientemente de su conocimiento previo en materia de neurociencia.

Llega el momento de las grandes preguntas:

  1. ¿Quieres saber qué mecanismos sensoriales y perceptivos rigen nuestra percepción y experiencia?
  2. ¿Te interesa profundizar en el contexto de la toma de decisiones?
  3. ¿Crees que tu organización podría sacar provecho de una mejor comprensión de la relación entre atención, memoria y emoción con el comportamiento del consumidor?

Si tu respuestas es afirmativa, nuestro Máster en Neuromarketing e investigación de mercados te permite todo esto y mucho más, ayudando a tu negocio a fomentar comportamientos saludables y resolviendo los principales problemas éticos planteados por la aplicación de herramientas de neurociencia al marketing.

Ebook GRATIS: Aprendizaje continuo