Tendencias & Innovación

Elementos que debes integrar a tu plan de comunicación interna

La comunicación interna no es sólo una herramienta del departamento de Recursos Humanos. Si bien es cierto que en numerosos casos los responsables de esta área son los encargados de su gestión y difusión, también lo es que se trata de un elemento estratégico que merece un desarrollo integral.

No debe confundirse, por tanto, con la información relevante que día a día se genera en las principales área de un negocio. Esta es apenas una de sus tantas manifestaciones.

De hecho, a la hora de analizar sus distintos componentes, debemos tener claro que no solamente hablamos de la función informativa, sino que existen otros elementos que es necesario integrar para una labor comunicativa eficaz en todos los niveles del negocio.

 

Comunicación interna: aspectos que es necesario integrar

La gestión de la comunicación interna es algo que, como ya hemos dicho en otras oportunidades, resulta fundamental para la buena marcha de las empresas, sea cual sea su tamaño, su modelo de liderazgo o su campo de desempeño.

A la hora de implementar un modelo de estas características, se deben tener en cuenta básicamente cinco elementos, todos ellos vinculados a la relación empresa/trabajador. Repasemos cada uno de ellos y lo que suponen para una comunicación interna eficaz:

  • Perspectiva funcional: la comunicación interna no es gratuita. Su principal función es hacer más eficaz el trabajo de las distintas áreas que componen una empresa y ayudarles a sus responsables a entender el papel que cada uno de ellos ocupa en el conjunto de la organización. La articulación es, por tanto, una de los elementos a incluir en este plan de comunicación.
  • Motivación laboral y humanismo: también debe servir para motivar a los trabajadores y hacerles ver que se les tiene en cuenta en las decisiones que a todos incumben. La comunicación interna (y externa) del siglo XXI no puede entenderse si el factor humano y sin la gestión del talento como fundamento.
  • Cultura organizativa: la comunicación interna también refuerza los valores corporativos. Puede ser una vía eficaz para fomentar algunos como el sentido de pertenencia, la integración y la cooperación y el hecho de pertenecer a un proyecto común. Para esto se cumpla, es importante que las directrices del plan de comunicación sean las mismas que las de la cultura organizativa, pues de lo contrario será como conducir una embarcación en dos sentidos simultáneos.
  • Relaciones con otras marcas: si bien no es exactamente un componente de la comunicación interna, la relación con otras entidades no puede entenderse sin antes haber pasado por un proceso de consolidación entre los miembros que componen la organización, pues son ellos, recordemos, quienes encarnan la imagen que transmite la empresa hacia el exterior.
  • Perspectiva social: supone un enfoque de comunicación interna que trabaje la identidad corporativa, específicamente elementos como el compromiso, el sentido de pertenencia y la imagen consistente y homogénea de una empresa.

 

Todos estos son elementos que debes tener en cuenta a la hora de implementar un plan de comunicación interna en tu negocio. Recuerda, la clave no es la implementación en sí misma, sino sobre todo el desarrollo estratégico. ¿Estás preparado para hacerlo?