Tendencias & Innovación

LTL: Una modalidad de carga a incluir en la planificación de envíos

Además de las exigencias que le ha impuesto a la tecnología, el e-commerce ha fomentado la optimización del transporte y la flexibilidad de toda la supply chain. Una de las variantes del transporte que ha impulsado o reimpulsado es el LTL – Less Than Truckload, bajo el objetivo de encontrar capacidad de carga disponible.

Renombrado en castellano como Carga Consolidada y en algunos casos como Carga Parcial conceptualmente, se trata de compartir el medio de transporte. Si bien esta modalidad aplica a cualquier medio, nos enfocaremos específicamente en la carga sobre camión.

Partamos del FTL – Full Truck Load o Camión Completo, que es la opción más conocida y común. Rentable y rápida para aquellos que requieran la utilización de un equipo completo debido al volumen, peso, especificaciones de sus productos o tiempos de entrega. Sin embargo, existen otros generadores de carga que no llegan a ocupar totalmente un camión y algunos de los beneficios del FTL se tornan desventajas, como por ejemplo, el costo del flete. Para dar una solución a esto último, aparece la modalidad LTL, que también beneficia la flexibilidad en las entregas.

Por supuesto que la operación LTL es mucho más compleja que la FTL. Los operadores LTL funcionan como centralizadores y descentralizadores de cargas en todo momento, por lo tanto suelen necesitar centros de distribución y picking. Además, los tiempos de tránsito de los envíos son más largos y la complejidad en la gestión documental es mayor cuanto mayor es la cantidad de cargas de distintos remitentes. Otro factor que incrementa la complejidad es la trazabilidad de los envíos, para lo cual es necesario contar con muy buenos sistemas tecnológicos de rastreo en tiempo real.

 

Si bien esta complejidad del modo LTL es mayor que la del FTL, los costos para los remitentes siguen siendo menores y la flexibilidad sigue siendo superior. Incluso, cuánto más demanda LTL haya, menores serán los precios de envío.

Desde el punto de vista del dador de carga, al momento de contratar un servicio LTL, será importante considerar:

  • Tiempo de Tránsito. A diferencia del FTL, el tiempo de tránsito estipulado no necesariamente refleja el tiempo de tránsito real esperado para cada remitente. Se debe considerar que en cada camión se transportan mercancías de diversos clientes y cada manipulación requiere de documentación, validaciones y controles que requieren de tiempo.
  • Costo Total. Será fundamental conocer y calcular todos los costos involucrados en el transporte LTL, tales como tarifas en centros de distribución, aduanas, carga y descarga entre operadores, etc. En general, cuando se trata del transporte FTL, los costos y tarifas son mucho más simples de identificar y evaluar que en el caso del LTL.
  • Garantías. Los operadores suelen dar garantías de servicio, como por ejemplo el plazo de entrega. Sin embargo, será importante revisar los seguros y garantías en la preservación de las mercancías, dado que las rutas no suelen ser punto a punto, sino que dependen de la composición de la carga en el camión.
  • Trazabilidad. Los prestadores de servicios logísticos cada vez más están utilizando las tecnologías disponibles en el rastreo y trazabilidad de las cargas. Será fundamental conocer en qué lugar y a qué hora se encuentran las mercancías enviadas, incluyendo indicadores de ambiente y conservación, en caso necesario.

Estos factores cobran cada vez más importancia, considerando que el comercio electrónico, la crisis de capacidad, la escasez de conductores, el aumento general de las tarifas y de los costos de los combustibles, entre otros factores están impulsando al mercado del LTL hacia el éxito, de aquí y hacia los próximos años.

Por otro lado, estos mismos factores serán los que marquen las tendencias en las tasas del flete LTL. Desde el punto de vista de los operadores logísticos, la modalidad LTL es un nicho de mercado que merece ser explorado. A medida que más empresas adopten omnichannel, el comercio electrónico crecerá y, consecuentemente, jugará un papel importante en la definición del futuro de LTL. Aquellos operadores que cuenten con un servicio diferencial, serán los que dominen el mercado del LTL.