Tendencias & Innovación

Intralogística inteligente: La banda transportadora omnidireccional

La configuración del transporte dentro del warehouse siempre ha sido todo un desafío. La principal variable a resolver es el espacio.

El espacio en un almacén es finito. Cuanto mayor es el volumen de la infraestructura, mayores son los costos de mantenimiento, de energía, de personal y, particularmente, un costo difícil de calcular relacionado con el aprovechamiento del espacio destinado a producto terminado versus el asignado al transporte interno de las mercancías.

Entre los elementos que mayor espacio demandan se encuentran las cintas o bandas transportadoras. Dependiendo del tamaño de los bienes a transportar, cajas, pallets o artículos sueltos, el ancho de las bandas varía, así como la necesidad de curvas y sitios de espera y de transferencias. Luego vendrán las máquinas de palletizado, las enfundadoras, los robots y finalmente los racks. Cuanto más racks o espacios de almacenamiento de producto terminado exista, mejor será el aprovechamiento del almacén.

Hace varios años atrás, la empresa Intralox, fundada en 1947 por JM Lapeyre, desarrolló una cinta transportadora omnidireccional que parece no haber trascendido tanto como merece. Bajo el nombre de ARB, Activated Roller Belt™, este desarrollo permite minimizar el espacio requerido por las curvas, optimizar en la compra e instalación de máquinas selectoras, direccionadores y unos cuantos sensores de movimiento.

Los transportadores ARB consisten en una banda de plástico modular con rodillos de giro libre, que sobresalen por encima y por debajo de la superficie de la correa. Estas bandas son capaces de recibir productos desde cualquier dirección y luego clasificarlos (pick and pass) en cualquier sentido a altas velocidades, dentro de un espacio compacto. Se pueden usar individualmente o en conjunto para automatizar los procesos en los depósitos, a un menor costo y con menos controles que las soluciones de transportadores convencionales. El manejo de materiales incluye el transporte, rotación, alineación, desvío, conmutación y clasificación, entre otros.

Obviamente, el secreto para el máximo rendimiento de la ARB se encuentra en el WMS (Warehouse Management System) y el software de control de almacén (WCS) que se utilice para integrar el sistema intralogístico.

Si bien existen diversos sistemas de transporte tipo cinta, con mayor o menor cantidad de componentes y estructuras, sean inteligentes o simplemente mecánicos, se debe destacar que la propuesta ARB permite cualquier combinación de movimientos y dando una alta flexibilidad al almacén o proceso productivo, sin mencionar su atractiva dinámica frente al observador.