Tendencias & Innovación

¿A qué esperas para desarrollar el DAFO de la innovación?

La innovación no consiste sólo en hacer cosas nuevas sino también consiste en coger las soluciones que existen y adaptarlas a otras situaciones o necesidades. Uno de los métodos de planificación estratégica más conocidos y utilizados es el que se conoce como DAFO, que es el acrónimo de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Y como cualquier herramienta conceptual puede adaptarse a otros ámbitos diferentes de los que se usaron cuando fue desarrollada; así podemos considerar aplicarla a la innovación en nuestra empresa. Veámoslo.

El DAFO define una matriz 2x2 en la que se exponen los factores que describen en cada celda uno de los elementos del acrónimo.

  • Debilidades, es todo aquello en la empresa que puede afectar al desarrollo de la innovación en la empresa. Dentro de este factor podemos exponer los déficits de conocimientos en nuevas tecnologías, la limitación de recursos disponibles, la cultura de aversión al riesgo que hace que se estigmaticen los errores, la inexistencia de procesos y metodologías de innovación,
  • Amenazas,  es todo aquello que existe o podrá existir en el entorno que pueda tener incidencia en la innovación de la empresa. Aquí se puede citar a los nuevos productos y servicios que comercializa o está desarrollando tanto la competencia como otras empresas de fuera del sector pero que pueden afectar a alguno de los nichos de mercado de la empresa. O las nuevas tecnologías que se están desarrollando que pueden provocar la obsolescencia tecnológica de los productos o los medios de producción. O los nuevos modelos de negocio que transforman los mercados y la percepción de los clientes
  • Fortalezas, es todo aquello que tiene la empresa que favorece e influye positivamente en el desarrollo de la innovación en la empresa. En mi opinión las principales fortalezas que tiene una empresa para afrontar la innovación residen en sus empleados por eso hemos de considerar sus conocimientos y experiencias que suponen una ventaja competitiva respecto de la competencia, su capacidad de proponer soluciones a los problemas y a los retos que se plantean, los líderes internos que tienen una visión innovadora sobre el futuro de la empresa.
  • Oportunidades, es todo lo que existe o pueda existir en el entorno de la empresa sobre lo que se pueda desarrollar la innovación en la empresa. La aparición de nuevas tecnologías, nuevos modelos de negocio, nuevos nichos de mercado o de nuevos tipologías de clientes. Uno de los estímulos a la innovación es ofrecer respuestas a las oportunidades que se detectan. Recordemos que una definición de problema es “cualquier tipo de situación en la que queremos cambiar algo” lo que nos permite que podamos convertir los problemas en oportunidades.

 

A partir de estos cuatro elementos se pueden establecer cuatro tipos de estrategias:

  • Estrategias defensivas, son las que se desarrollan al tener en cuenta la vinculación entre las Amenazas y las Fortalezas. En este caso nos podemos hacer preguntas como:
    • ¿Qué fortalezas podemos utilizar para defendernos de las amenazas?
    • ¿Qué amenazas atacan directamente a nuestras fortalezas?

Las amenazas a las que se enfrenta una empresa se pueden vencer si los empleados aportan sus conocimientos y creatividad para desarrollar soluciones que rompan los paradigmas en los que se basan esas amenazas.

  • Estrategias de supervivencia, son las que se desarrollan al tener en cuenta la vinculación entre las Amenazas y las Debilidades. Aquí podemos dar respuesta a:
    • ¿Qué debilidades pueden favorecer las amenazas?
    • ¿Qué amenazas aumentan el efecto de las debilidades?

Las amenazas que afectan a una empresa pueden incrementar su efecto si inciden en las debilidades de nuestra empresa por lo que deberíamos conocer cuáles son esas debilidades.

  • Estrategias de reorientación, son las que se desarrollan al tener en cuenta la vinculación entre las Oportunidades y las Debilidades. Unas posibles cuestiones son:
    •  ¿Cómo evitar que las debilidades impidan que se aprovechen las oportunidades?
    • ¿Qué oportunidades permitirían transformar las debilidades en fortalezas?

Las oportunidades pueden ser los problemas no resueltos pero si esos problemas son consecuencia de las debilidades de nuestra empresa entonces deberemos determinar cuáles son las contradicciones que provocan esas debilidades para así poderlas eliminar.

  • Estrategias ofensivas, son las que se desarrollan al tener en cuenta la vinculación entre las Oportunidades y las Fortalezas. Si nos cuestionamos:
    • ¿Qué fortalezas pueden ser útiles para desarrollar oportunidades?
    • ¿Qué oportunidades ponen en valor las fortalezas de la empresa?

Las oportunidades que detectamos sobre las que podamos utilizar las fortalezas que tiene nuestra empresa constituyen una de las situaciones en las que podemos conseguir una diferenciación competitiva sustancial que nos permitirá establecer un nuevo nicho de negocio.

Como conclusión: Si te planteas la innovación en tu empresa una de tus tareas es escribir tu DAFO de la innovación.