Tendencias & Innovación

La innovación también tiene que tomarse unas vacaciones

¿La innovación también debe coger vacaciones? Esta es una pregunta que cuando se acerca el mes de agosto uno se puede plantear si considera si debe o no parar en su actividad de generar ideas para dar respuesta a los problemas y oportunidades que le van apareciendo a lo largo del año.

En mi opinión la respuesta es SI. Creo que es oportuno que la innovación, es decir, las personas que se dedican a innovar hagan vacaciones. El tiempo de vacaciones que en parte permite descansar y recuperar fuerzas es un tiempo en el que, nos guste o no, el cerebro continua procesando todo aquello que ocurre a su alrededor. Pero lo interesante es que al no exigirle dar una respuesta inmediata a muchas de las cosas que observa lo que hace es realizar fusiones entre conceptos y relacionar elementos que en principio no tendrían relación.

Pero además durante estos días es recomendable leer libros sobre temáticas que no están, en principio, relacionadas con nuestra actividad habitual pero que pueden darnos pies a tener ideas que podamos aplicar cuando regresemos de nuestras vacaciones.

Por ello voy a proponeros unos cuantos libros publicados que considero exponen conceptos interesantes:

  • Errar es útil. Cuando equivocarse es acertar” este es un ensayo del bioquímico alemán Henning Beck que también es doctorado en Neurociencia. La tesis principal de este ensayo es que la forma en que el cerebro desarrolla su actividad provoca que las personas:
    • seamos distraídas, imprecisas y olvidadizas,
    • hagamos errores de cálculo,
    • y organicemos mal nuestro tiempo.

Esto que en principio parece que sea malo es lo que hace que hayamos evolucionado y nos supone una ventaja frente a los sistemas programados, robotizados o automatizados. Estos factores son los que hacen que podamos establecer relaciones entre temas de forma diferencial. Pero sobre todo es lo que permiten entender que la inteligencia artificial no es tan inteligente o evolucionada como lo somos los humanos. Un ejemplo para entenderlo: un niño de tres años cuando ve algo por primera vez es capaz de reconocerlo de forma fácil posteriormente, en cambio un sistema de reconocimiento visual necesita de innumerables fotos para entender que la similitud entre objetos del mismo tipo.  Pero ser consciente de estas ineficiencias también es una oportunidad para innovar, porque si sabemos que los clientes o consumidores tienen estas carencias entonces aquellos que desarrollen nuevos productos o servicios relacionados con las personas si añaden funcionalidades que permitan cubrir estas deficiencias tendrán ventaja competitiva sobre aquellos productos o servicios que no las cubran.

Asimismo en el libro podemos encontrar numerosos ejemplos de las debilidades cognitivas de las personas que pueden darnos ideas de cosas a desarrollar pero también de cómo podemos llevar a cabo la innovación en nuestras organizaciones. Y también de porque las personas actúan como actúan, y ser conscientes de que cuando pidamos a las personas que hagan cosas pueden no hacer lo que se le pedía porque no habíamos tenido en cuenta cómo funciona el cerebro humano.

  • The BASICS Lean Implementation Model. Lean Tools to Drive Daily Innovation and Increased Profitability” es un libro escrito por varios autores en el que exponen un modelo para implementar de forma estructurada Lean en una organización, focalizado especialmente en los procesos. La base filosófica de lo que se desarrolla y explica en el libro es “el respeto por las personas y la creación de conocimiento”. Es curioso que en el texto se indique que se recogen las enseñanzas de Frank Gilbreth, Taiichi Ohno y Shigeo Shingo. El hecho de citar estos referentes que, como es habitual, son desconocidos por las nuevas generaciones de profesionales indica un reconocimiento a aquellos que en su momento fueron innovadores en el desarrollo de conceptos, metodologías y herramientas para la gestión empresarial o la organización y gestión de las fábricas.

Es especialmente interesante la descripción de cómo se desarrollan e implementan soluciones a problemas en los procesos que si bien en su mayoría están relacionados con situaciones en plantas de fabricación no dejan de ser extrapolables a procesos en servicios. Y aquí es donde radica la capacidad de los innovadores de coger conceptos de un sector o ámbito y relacionarlos con problemas u oportunidades en otro sector o ámbito para crear una implementación personalizada de las soluciones realizadas, o bien, desarrollar innovaciones que tengan en cuenta con lo que se ha efectuado en otros sectores. Tal como dijo Newton “Si he llegado a ver más lejos que otros es porque me subí a hombros de gigantes” que aplicado a innovación viene a decir que cualquier innovación se basa en el trabajo de los que vienen antes que nosotros.

  • Jugarse la piel. Asimetrías ocultas en la vida cotidiana” de Nassim Nicholas Taleb. Para los que no lo conozcan Taleb es el difusor del concepto del “cisne negro” en el que se expone que los eventos impredecibles son unos de los factores más relevantes en la  gestión empresarial porque suponen la incorporación de la disrupción como variable a considerar en los sistemas empresariales. En este ocasión lo que plantea es la dicotomía entre riesgo y beneficio, y como las personas actúan en función de ello para tomar sus decisiones.

El libro expone ideas y conceptos que pueden utilizarse cuando se quieren desarrollar nuevos productos o servicios para incorporar funcionalidades relacionadas con ellos, pero también deben ser tenidos en cuenta a la hora de comercializarlos como aspectos a considerar en los aspectos tácticos y operativos de los planes de marketing.

Los ejemplos que se citan en el texto considero que son una fuente de semillas de creatividad que pueden ayudar a desarrollar conceptos novedosos en numerosos sectores. Aunque hay que ser consciente que en muchos casos va a suponer romper con los paradigmas establecidos es, sin embargo, una oportunidad para la innovación diferencial o disruptiva.

Asimismo se exponen diversos elementos que deben ser considerados tanto por los emprendedores como por las organizaciones en lo que se refiere a los criterios a tener en cuenta en la gestión de sus negocios.

Aquí tenéis una terna de propuestas, pero siendo consciente que en vacaciones quizás no tengáis ganas de leer mucho, lo que os recomiendo es que al menos leáis uno de ellos.