Tendencias & Innovación

Ratio de solvencia y gestión financiera de la empresa

ratio de solvencia

¿Sabías lo importante que la ratio de solvencia era para tu gestión? Los empresarios tienden a pensar que su prioridad número uno es obtener ganancias. Sin embargo, ese fin puede llevar a utilizar algunos medios especialmente a corto plazo, como el uso de grandes cantidades de deuda para crecer más rápido.

Ese pensamiento a corto plazo puede conducir a un gran problema a largo plazo, a medida que el negocio erosiona su capacidad de mantenerse solvente en caso de que esas ganancias y la liquidez de la compañía se agoten.

Esta es la razón por la cual la solvencia debe estar en la mente de todos los propietarios de negocios y partes interesadas, y el motivo por el que es preciso conocer la ratio de solvencia de la empresa.

 

Ebook GRATIS: Blockchain

¿Qué es la solvencia?

La solvencia es la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones financieras a largo plazo. Básicamente, es el poder de permanencia financiera de una empresa. Una vez que se pierde la solvencia, algo que puede preverse al calcular la ratio de solvencia, se dice que la compañía es insolvente, lo que no le deja otra opción que entrar en bancarrota para liquidarse.

 

¿Es lo mismo solvencia que liquidez?

La solvencia difiere de la liquidez, que es la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones a corto plazo. Una empresa puede entrar en bancarrota porque su liquidez se ha agotado, pero aún puede ser solvente una vez que haya pasado el parche y pueda resurgir aún más fuerte.

Un ejemplo de un negocio ilíquido pero solvente es una compañía que aún puede cumplir con sus obligaciones de intereses, pero debido a una crisis bancaria o financiera, o la falta de apoyo de los inversores debido al monto de la deuda, no puede pedir prestado dinero para refinanciar deuda que ha vencido

 

Ratio de solvencia: una de las herramientas que ayudan a determinar la solvencia de una empresa

Hay varias formas de analizar la solvencia de una empresa. Una prueba clave es observar la ratio de solvencia, que mide la capacidad de una empresa para cumplir con su deuda y otras obligaciones.

Cómo se calcula la ratio de solvencia

La ratio de solvencia se calcula sumando el ingreso neto (o ganancia después de impuestos) a la depreciación y luego dividiéndolo entre los pasivos a corto plazo más los a largo plazo de una empresa. Cuanto más baja sea la ratio de solvencia, más probable es que una compañía incumpla su deuda en el futuro.

Formas alternativas de conocer la solvencia de un negocio

Otra prueba aplicable es verificar el índice de cobertura de intereses de la empresa. Para ello se dividen los ingresos operativos por gastos de intereses. De esta forma se demuestra la capacidad del negocio para pagar los intereses de su deuda, lo que proporciona una buena imagen de su capacidad para permanecer solvente.

Una tercera ratio común es la relación deuda / capital, que divide la deuda de la empresa por su capital y muestra la cantidad de deuda que ha acumulado.

La clave cuando se analiza la solvencia de una empresa es probar una serie de diferentes índices de deuda para obtener una imagen más completa del bienestar financiero a largo plazo de la empresa.

De este modo se puede evitar que el negocio pierda la solvencia ya que, cuando eso sucede y la empresa ya no puede cumplir con su obligación financiera, a menudo se da lugar a procedimientos de insolvencia en los que se toman acciones legales para liquidar los activos de una empresa para pagar su deuda.

¿Has calculado ya la ratio de solvencia de tu negocio?

Ebook GRATIS: Blockchain