Tendencias & Innovación

Ratio de endeudamiento: una métrica imprescindible

ratio de endeudamiento

El departamento de finanzas y contabilidad es uno de los más importantes en cualquier empresa. A él le corresponde asegurarse de que la salud financiera de la organización es correcta. Es decir, que hay una correlación adecuada entre los ingresos y los gastos que permite obtener beneficios. Para poder hacer una evaluación de la situación financiera el ratio de endeudamiento es una de las métricas que no podemos pasar por alto.

 

 

 

¿Qué es el ratio de endeudamiento?

Es una métrica que nos permite conocer la relación que existe entre los fondos propios de la empresa y las deudas que tiene que pagar a corto y largo plazo. Todo ello con el objetivo de saber si realmente la compañía está en una buena posición económica que le permita devolver el dinero pedido a fuentes externas o si por el contrario tiene o va a a tener problemas para liquidar sus deudas.

 

Ebook GRATIS: Blockchain

 

Conocer este dato es fundamental para entender mejor el momento por el que está pasando la empresa. Y también sirve para desarrollar a su vez otras herramientas de análisis como el estudio financiero.

 

¿Cómo se calcula?

La fórmula es muy sencilla:

Ratio endeudamiento = deuda total (incluyendo pasivo corriente y no corriente) / capitales propios (o patrimonio neto)

El resultado lo obtenemos en tanto por uno. Si preferimos obtener como resultado un porcentaje, lo único que tenemos que hacer es multiplicar la cifra obtenida por 100.

 

Interpretación del ratio de endeudamiento

Una vez hecho el cálculo hay que saber interpretar los datos. Lo que nos dice el resultado es cuál es el porcentaje o peso que tienen las deudas con respecto a los recursos propios de la empresa. Dicho de otra forma, cuántos euros debemos por cada euro de capital propio.

Como ocurre muchas veces con los ratios financieros, no hay un resultado que podamos calificar como óptimo, todo depende de las condiciones de cada empresa.

Lógicamente, si el ratio de endeudamiento supera el 60 % estamos ante una situación preocupante, puesto que hay más deuda que patrimonio neto. Sin embargo, un ratio bajo no siempre es una buena noticia.

Una empresa que tiene un nivel de endeudamiento del 30 % o sabe gestionar muy bien sus recursos (lo cual es muy bueno) o está adoptando una estrategia demasiado proteccionista y no está haciendo las inversiones que necesita, lo cual no es nada positivo.

En líneas generales, se estima que si el ratio de endeudamiento está entre el 0,4 y el 0,6 tiene un nivel adecuado. Luego habrá que examinar más detenidamente las finanzas de la empresa, sus condiciones y el sector en el que opera para saber si esa cifra es o no óptima.

 

¿Puede haber un ratio de endeudamiento negativo?

Así es, pero es algo complicado de ver. Para que el resultado de la división sea un número negativo es necesario que o bien el pasivo o bien el patrimonio neto estén en negativo. 

Es complicado que el pasivo sea negativo. Esto quiere decir que la empresa no solo no tiene deudas sino que además son sus acreedores los que le deben dinero a ella.

Si lo que es negativo es el patrimonio neto, estamos en una situación en la que la empresa no tiene recursos propios con los que financiar parte de sus necesidades económicas, depende totalmente de la financiación externa. Es decir, que en este caso el ratio de endeudamiento será muy elevado y desde luego nada óptimo.
¿Te interesa aprender más sobre los ratios financieros y económicos y su importancia para las empresas? Entonces nuestro Máster en Dirección Financiera es para ti.

 

Ebook GRATIS: Blockchain