Tendencias & Innovación

Informe financiero: qué es y cuándo se necesita

informe financiero que es

Todavía hay quien se pregunta, al oír hablar de un informe financiero, qué es. Se trata de un concepto muy habitual en la terminología del sector que hace referencia al documento o documentos que revelan la salud financiera de una organización, aportando información sobre flujos de efectivo, pérdidas y ganancias, activos y pasivos, inversiones, capital y previsiones de futuro.

En las siguientes líneas repasaremos este concepto y los casos de uso más habituales.

Ebook GRATIS: Blockchain

 

 

Informe financiero: qué es

Al buscar respuesta a la pregunta más habitual sobre el informe financiero: “¿qué es?” hay que centrarse en su forma, su finalidad y su contenido. Así, el informe financiero quedaría definido por estos tres elementos:

 

  • Informe financiero: cómo es su forma. Se trata de un registro escrito, bien en soporte digital, bien en papel, que puede o no contener diferentes tipos de gráficos o diagramas que faciliten la comprensión del texto.
  • Informe financiero: cuál es su finalidad. Mediante este tipo de reporting se busca informar acerca de las actividades y condiciones financieras de un negocio, bien a sus gestores, bien a otras partes interesadas. En ocasiones, el informe financiero se empleará para evaluar la conveniencia de invertir o no en una compañía.
  • Informe financiero: qué es lo que contiene. EL reporting financiero puede contener información diferente, en función del objetivo que se persiga con su elaboración, aunque lo habitual es que se busque informar acerca de datos presentados en estados de resultados, balances generales, estados de ganancias acumuladas y flujos de efectivo.

 

Cuándo se necesita el informe financiero

Quienes han participado en la elaboración de algún informe financiero y saben qué es, tienen claro que la precisión es una cualidad necesaria. Para lograr el nivel de exactitud que se exige a los datos es necesario contrastar las fuentes, basarse sólo en las más fiables y emplear datos de calidad probada. Los errores de calidad de la información, si llegasen a un informe financiero, podrían desencadenar consecuencias negativas de gran alcance, empezando por la toma de decisiones poco adecuadas para el negocio.

No hay que olvidar que el informe financiero, que es un instrumento conocido en las empresas, también puede ser requerido por la Autoridad, en el marco de un proceso de auditoría reglamentaria o solicitado como prueba, junto con otros tipos de información adicional. En este contexto, todavía resulta más importante poder garantizar, no sólo la relevancia de los datos que en él se contengan, sino la veracidad, integridad, actualización y consistencia de la información presentada.

Por último, es preciso entender también otra perspectiva del informe financiero, que es la de cumplimiento regulatorio. Desde la entrada en vigor de Solvencia II, se espera que los informes financieros en determinados sectores, como la industria del seguro, mejoren y sean con ello capaces de aportar mayor transparencia, garantizando información financiera de alta calidad, comprensibles, ejecutables y aceptada globalmente basadas en principios claramente articulados que fomenten la comparabilidad de los estados financieros de las empresas de estos sectores, independientemente de su sector, geografía o productos.

 

Ebook GRATIS: Blockchain