Tendencias & Innovación

Cómo hacer un informe financiero sin riesgos

como hacer un informe financiero

Afirmar que se sabe cómo hacer un informe financiero implica conocer el modo de abordar cualquiera de los tipos de reporte que existen en este área. La combinación de varios de ellos brinda una visión general de los resultados financieros y las condiciones de una empresa.

¿Necesitas conocer cómo hacer un informe financiero? En las siguientes líneas encontrarás todas las claves para enfrentarte con éxito a esta tarea.

 

 

Cómo hacer un informe financiero: 4 formas de reporting

Las finanzas de una empresa requieren de un seguimiento detallado, que permita maximizar el control. Atisbar a tiempo los cambios de tendencia más discretos puede ayudar a evitar pérdidas de ajuste mayores o prevenir la toma de decisiones inadecuadas.

Entender cómo hacer un informe financiero implica saber que, habitualmente, los estados financieros se componen de cuatro informes básicos, que son los siguientes:

 

  1.       Estado de resultados. Presenta los ingresos, gastos y ganancias / pérdidas generados durante el período de informe financiero. Por esta razón, generalmente se considera el más importante de los estados financieros, ya que presenta los resultados operativos de la entidad.
  1.       Hoja de balance. Presenta los activos, pasivos y patrimonio de la entidad a la fecha de presentación del informe. Hay que tomar en consideración que la información presentada siempre se expondrá partiendo de un punto específico en el tiempo. Cuando el reporting financiero incluye este tipo de informe se pueden conocer la liquidez y capitalización de la organización.
  1.       Estado de flujos de efectivo. Presenta las entradas y salidas de efectivo que ocurrieron durante el período de informe. Esto puede proporcionar una comparación útil con el estado de resultados, especialmente cuando el importe de la ganancia o pérdida informada no refleja los flujos de efectivo experimentados por el negocio.
  1.       Declaración de ganancias retenidas. Este informe financiero representa los cambios que se han producido en el capital durante el período del informe. El formato del informe varía, pero puede incluir la venta o recompra de acciones, pagos de dividendos y cambios causados por las ganancias o pérdidas informadas. Éste es el menos utilizado de los estados financieros, y por lo general sólo se incluye en el paquete de estados financieros auditados, aunque es necesario conocerlo.

 

Cuando las personas encargadas del reporting en la empresa saben cómo bucear entre los datos disponibles y cómo hacer un informe financiero permiten agilizar la toma de decisiones y evitan retrasos en la toma de acción. De este modo, las iniciativas que la empresa pone en marcha aseguran su relevancia e idoneidad.

No obstante, hay que tener en cuenta que no basta con saber cómo hacer un informe financiero, sino que es preciso que la organización habilite el acceso a la información, que lo haga en condiciones de seguridad y, muy importante, también en línea con los estándares de calidad que se hayan fijado.

Cuando el conocimiento parte del aseguramiento de los atributos de calidad del dato y los sistemas de información de la empresa están debidamente gobernados, asegurando la visión única y global, el riesgo y los errores se minimizan.

 

¿Conoces el Máster en Dirección Financiera de OBS Business School?