Tendencias & Innovación

Mini vacaciones: tiempo ideal para recapitular

Ha llegado el momento de parar. A estas alturas sabrás que no soy fan de las paradas, pero esta será para tomar impulso. Llevamos muchos posts hablando de cambio. Recuerda que hemos visto: cambio interno, cambio externo y cambio imprevisto. Como has visto, y aunque aparentemente están muy alejados uno del otro y parten de bases distintas, los tres comparten una misma solución: empiezan por uno mismo. Queramos o no, los cambios, por duros que parezcan, son herramientas que nos permiten evolucionar y hacernos un poco mejores y más fuertes.

Me gustaría hacer una check list para que estés seguro de haber integrado todos loc conceptos. Aquí va el test, y mis respuestas sugeridas …

  1. ¿Estás de acuerdo en que debes cambiar algo? SÍ.
  2. ¿Estás decidido a cambiar y conducir tu vida? SÍ.
  3. ¿Entiendes que es imprescindible evolucionar a través del cambio voluntario? SÍ.
  4. ¿Eres consciente de que no puedes evitar los cambios externos e imprevistos? SÍ.
  5. ¿Te das cuentas de que la motivación para enfrentarte a los cambios externos e imprevistos debe salir de ti mismo? SÍ.
  6. ¿Ves con claridad que la autoeficacia y el pensamiento positivos van a servirte para forjarte una automotivación sólida? SÍ.
  7. ¿Estás convencido que la definición de los objetivos y el entorno son aspectos clave para consolidar tu motivación y mejorar tu rendimiento? SÍ.

La primera ya era una pregunta directa: La segunda todavía era más contundente porque se refería a algo que tienes que hacer tú y otra vez has respondido afirmativamente. En la tercera, además, dabas tu visto bueno a una metodología que exige compromiso y tenacidad; por tanto, ya estabas incorporando la actitud.

Al llegar a la cuarta has reconocido que no siempre todo está en tu mano, pero has decidido no huir. Con la quinta te has mostrado convencido de poder hacer lo que dependa de tu voluntad. Con la sexta y la séptima has incorporado las herramientas que vas a usar para modelar la actitud que tendrás al acometer los cambios.

Y aquí estás. Así que me aventuro con una última pregunta:

¿Vas a cambiar algo en tu vida a partir de mañana?

Si la respuesta es un SÍ, ponte manos a la obra. En el siguiente post veremos como elegir el final de tu película ;)