Tendencias & Innovación

Salidas de ADE y oportunidades profesionales

salidas de ade

Cuando un joven elige una carrera universitaria, uno de los aspectos que valora son las salidas profesionales que tiene. En este post vamos a hablar precisamente de esto, y nos centraremos en particular en las salidas de ADE (Administración y Dirección de Empresas).

También hablaremos de la importancia de complementar estos estudios con otros títulos de posgrado para poder ser competitivos en el mercado laboral.

 

 

¿Cuáles son las salidas de ADE?

En ADE se imparten conocimientos relacionados con economía, matemáticas aplicadas, marketing, fiscalidad y otras áreas que atañen directamente a la dirección de empresas.

Sin embargo, las salidas de ADE, por lo general, suelen ser más específicas. Es decir, que difícilmente una persona podrá ser experta en economía, en matemáticas aplicadas, en marketing o en fiscalidad. Como dice el refrán, “aprendiz de todo, maestro de nada”. Por lo tanto, para lograr un desarrollo máximo de su carrera profesional, un estudiante de ADE deberá elegir en qué sector y en qué area de la empresa desea trabajar.

Para tomar esta decisión, conocer las salidas de ADE puede ser una gran ayuda:

  • Dirección general. Dentro de una empresa, o de la sede de una empresa de gran tamaño con presencia en distintos lugares, en la parte superior de la cúpula se encuentra el director general. Esta persona se encarga de planificar de forma estratégica y operativa a toda la empresa, así como de coordinar a los distintos departamentos.
  • Jefe de departamento. Sus labores son las mismas que las del director general, pero aplicadas a un departamento específico en lugar de aplicadas a la empresa de manera global. Esta es una de las salidas de ADE, pero en función del departamento podría requerirse alguna otra formación diferente. Por ejemplo, suele ser habitual que el jefe del departamento de informática disponga de conocimientos, habilidades y algún título relacionado con dicha área.
  • Diversas ocupaciones en puestos de la Administración Pública. En general, para estos casos es necesario obtener una plaza en unas oposiciones además de disponer del título de ADE. Algunos ejemplos podemos encontrarlos en las personas que trabajan en Hacienda o en los organismos autonómicos públicos.
  • Diversas ocupaciones en instituciones financieras. Sean bancos, cajas de ahorros o de otro tipo, dentro de las salidas de ADE también se encuentra la posibilidad de trabajar en instituciones financieras desempeñando distintas labores como, por ejemplo, el control de las ventas o la administración burocrática.
  • Formación. Una persona graduada en ADE puede dedicarse a la formación, sea universitaria o no, y enseñar a otras personas los conocimientos y destrezas que ha adquirido durante la carrera, así como otros más avanzados y relacionados.
  • Consultoría o asesoría. Un consultor o asesor es una persona experta en un área específica que ayuda a tomar decisiones y resolver problemas en entornos reales. En el caso de las salidas de ADE, el área elegida puede ser cualquiera de las que se encuentran en las materias de la carrera y otras relacionadas.

 

No debemos olvidar nunca la evolución que experimentan día a día las nuevas tecnologías. Este auge creciente provoca que en el mercado laboral se demanden cada vez más conocimientos y destrezas relacionadas con la nube, Big Data, IoT, etc. El caso de ADE no es una excepción y es por ello que las salidas de ADE también están directamente relacionadas como los conocimientos y destrezas en TIC.

Por lo tanto, como podemos comprobar, las personas graduadas en ADE tendrán más oportunidades profesionales y laborales cuanto más se especialicen. Para ello, una de las mejores opciones es cursar un Master.

Por nuestra parte, si has estudiado ADE te recomendamos el Executive MBA.