Tendencias & Innovación

¿Qué son los incoterms y cuáles son los más habituales?

que son los incoterms

Si tenemos un trabajo relacionado con el comercio o en algún caso hemos sentido interés por ello a nivel profesional es posible que nos hayamos encontrado con la duda de no saber qué son los incoterms por mucho que hayamos oído hablar de ellos en distintas ocasiones. Este término se corresponde al inglés “international commercial terms” y define la serie de reglas que están estipuladas de la mano de la Cámara de Comercio Internacional y que se utilizan como forma de poner orden entre operaciones de compra-venta que se realicen de forma mundial.

Ebook GRATIS: Innovacitón en la empresa

Su utilización es voluntaria, pero el sentido común lleva a que sea el sistema que utilizan la mayoría de empresas y profesionales para determinar cómo se desarrollará el acuerdo de la compra o la venta en la que estén envueltos. El motivo de ello es que resulta más sencillo acogerse a estos términos ya establecidos que tratar de imponer unas condiciones distintas en cada operación. Con los incoterms lo que se está haciendo principalmente es delimitar los niveles de responsabilidad que tiene cada una de las partes implicadas.

De forma habitual se realizan ampliaciones de los términos de los incoterms para reflejar nuevas inquietudes en el mercado de compraventa. Aún así, con cada ampliación se sigue manteniendo la validez de todo lo que estuviera determinado con anterioridad. La primera versión de los términos se estableció en el año 1936.

¿Cuáles son los más utilizados?

Conviene conocer los incoterms para poder movernos mejor en este tipo de mercado y operaciones. Uno de los principales es el CIF, que se corresponde al término por el cual el vendedor de un producto será el que corra con los costes relacionados con el seguro y el envío. Estos costes se cubrirán hasta el momento en el cual el material ya haya llegado al puerto del lugar en el cual se fijará el destino de la mercancía. Si por el contrario el vendedor solo corre con el gasto del envío y no del seguro, las siglas que utilizaremos serán CFR. En este caso el comprador debería pagar por sí mismo el seguro o arriesgarse a que se pueda producir algún tipo de incidente.

Otro de los términos es EXW, por el cual vendedor y comprador pactan que la entrega se llevará a cabo en el sitio estimado por el vendedor. Normalmente suele ser la fábrica de este o sus oficinas, pero es posible definir cualquier lugar siempre que entre en los planes de las dos partes. Por su lado, el término DDP es por el cual el vendedor se responsabiliza de la llegada del producto al país correspondiente al destino, siendo también responsable de todos los costes que se atribuyan a los trámites en las aduanas o los procesos legales para exportar o importar. En último lugar respecto a los incoterms más usados destaca el FOB, en el que el vendedor solo tiene responsabilidad sobre la carga hasta el momento en el que ha sido subida al medio de transporte, como el barco.

¿Qué cubren los incoterms?

Los elementos sobre los que principalmente tienen autoridad estos términos son los costes y características relacionadas con la forma en la que se entregarán los productos, los tiempos en los que se transmite el riesgo sobre la carga o la estipulación sobre quién correrá con cada tipo de gasto. También entra en este grupo la determinación de quién se hará cargo de los costes vinculados a los trámites aduaneros. Al utilizar los incoterms nos estaremos asegurando de definir todos los factores importantes de las operaciones de compra-venta con la intención de no dejar nada en el aire que nos pueda dar problemas a posteriori.

Ebook GRATIS: Innovacitón en la empresa