Tendencias & Innovación

Por qué estudiar innovación y emprendimiento: 3 motivos

por qué estudiar innovación y emprendimiento

¿Por qué estudiar innovación y emprendimiento? Una buena pregunta que requiere una buena respuesta. Y en este post te la daremos.

Si aún no tienes claro por qué estudiar innovación y emprendimiento es una apuesta segura para desarrollar una carrera profesional o para crear un negocio exitoso, sigue leyendo hasta el final. Te vamos a ofrecer los 3 motivos que necesitas conocer.

 

 

  • Por qué estudiar innovación y emprendimiento, motivo #1: para comprender que es imprescindible diferenciarse

 

Como dijo Jeffrey Immelt, ex-CEO General Electric, “la única fuente de beneficios, la única razón para invertir en empresas en el futuro es su habilidad para innovar y su capacidad de diferenciarse”. Dicho de otro modo: una empresa que nace y no se diferencia de sus competidores no sobrevivirá mucho tiempo en el mercado. Este es el primer motivo que responde a la pregunta “¿por qué estudiar innovación y emprendimiento?”.

Por lo tanto, emprender e innovar son dos conceptos que, si bien hace años no iban tan de la mano, en la actualidad son inseparables. Tratar de abarcar el primero sin el segundo implica dirigirse directamente hacia el fracaso.

Sin embargo, no todo lo diferente es diferencial. Podemos decir que, en el terreno del marketing, existen dos formas de establecer una diferencia respecto a la competencia:

  1. La primera de ellas es a partir del precio. ¿Por qué estudiar innovación y emprendimiento? Entre otras cosas, para descubrir por qué esta opción no es buena idea. Es habitual que muchos emprendedores, para adentrarse en el mercado y captar nuevos clientes, ofrezcan unos precios más bajos que los de su competencia. Sin embargo, aunque sus precios sean diferentes no sirven como elemento diferencial, ya que, más pronto que tarde, los conducirán a la quiebra. Y esto es así por dos motivos:
      1. Cuando una marca se establece en el mercado y consigue captar a un cliente, este se forma una imagen de ella. Si sus precios son bajos, la posicionará en su mente como una marca low cost. En el futuro, esto provocará que, si la marca decide subir sus precios al haber conseguido una clientela mínima, esta se rebele ante dicha subida, ya que no se corresponde con la imagen que tenían de ella. Por lo tanto, lo más probable es que vuelvan a comprar a la competencia. Una posible solución a esto sería advertir a los clientes potenciales de que los precios iniciales son solo temporales, de lanzamiento. Sin embargo, aún queda otro motivo de mayor peso por el que establecer una diferencia respecto al precio no es buena idea.
      2. Si una empresa nueva entra en el mercado con precios bajos y “roba” clientes a sus competidores, es probable que estos decidan bajar también los suyos para recuperarlos. Eso obligaría a la nueva empresa a descender aún más sus precios. Y ante una guerra de precios, ¿quién tiene más probabilidades de sobrevivir? ¿El nuevo o el que ya está asentado en el mercado? Efectivamente, este último. Por eso, la empresa nueva terminará desapareciendo si decide entrar a combatir en una guerra de precios.
  2. La segunda de las formas de establecer una diferencia respecto a la competencia es a través de un valor añadido que se considere diferencial. Es decir, que ningún competidor use y que, además, sea lo más difícil posible de copiar. Si ese valor añadido supone una ventaja o beneficio para nuestro público objetivo y nadie más se lo ofrece, tendrán un motivo de peso no solo para elegirnos a nosotros, sino también para pagar incluso más.

Por lo tanto, la clave para triunfar en el mercado es diferenciarse a través de un valor añadido que ningún competidor ofrezca. Y al posicionarnos como los primeros en usarlo, será muy difícil que, aunque nos copien, nos arrebaten a los clientes que hayamos fidelizado. Algo que no ocurriría si hubiésemos decidido optar por establecer una diferencia basándonos en los precios.

¿Por qué estudiar innovación y emprendimiento? Para aprender a idear formas de diferenciarnos de la competencia y así triunfar en el mercado.

Pero sigue leyendo, porque aún hay más motivos.

 

  • Por qué estudiar innovación y emprendimiento, motivo #2: para adquirir los conocimientos necesarios para innovar con éxito

 

Una cosa es la intención y otra muy distinta, el éxito. Al contrario de lo que ocurría en el colegio, en el mercado no basta con esforzarse. El esfuerzo es esencial, por supuesto, pero no suficiente. Si te esfuerzas pero no obtienes beneficios, tu empresa quebrará.

Es por ello que, además de ser consciente de la importancia de la innovación a la hora de emprender (algo que esperamos que haya quedado claro en el primer apartado de este artículo), es necesario disponer de una serie de conocimientos mínimos para saber cómo innovar con éxito. Este es otro importante motivo de por qué estudiar innovación y emprendimiento.

Entre dichos conocimientos destacamos los siguientes:

  1. Cómo analizar las necesidades de la empresa en relación con el mercado y cómo analizar las necesidades del mercado en relación con la empresa.
  2. Cómo detectar nuevas oportunidades de crecimiento.
  3. Cómo desarrollar planes de innovación.
  4. Cómo aplicar estrategias de innovación a todos los departamentos y áreas de la empresa.
  5. Cómo crear y estructurar nuevos modelos de negocio.
  6. Cómo aplicar las teorías económicas y psicológicas a la innovación.

 

  • Por qué estudiar innovación y emprendimiento, motivo #3: para desarrollar las habilidades y competencias necesarias para innovar con éxito

 

Además de los conocimientos, para innovar es imprescindible disponer de una serie de habilidades y competencias. ¿Por qué estudiar innovación y emprendimiento? Precisamente para desarrollarlas.

Hablamos de habilidades y competencias tales como:

  1. Adaptación al cambio
  2. Anticipación
  3. Creatividad
  4. Habilidades directivas
  5. Liderazgo
  6. Capacidad estratégica
  7. Toma de decisiones
  8. Trabajo colaborativo
  9. Design thinking

Si ya has comprendido por qué estudiar innovación y emprendimiento es una opción tan recomendable, te invitamos a visitar nuestro Máster en Innovación y Emprendimiento.