Tendencias & Innovación

Plan de traspaso de negocios: por qué lo necesitas y cómo elaborarlo

traspaso de negocios

Como todas las decisiones tomadas desde el inicio de tu aventura empresarial, el traspaso de negocios debe llevarse a cabo de acuerdo a un buen plan. Pese a que, en ocasiones, se trata de un proceso muy emocional y complicado, es necesaria una buena planificación que optimice resultados y minimice los riesgos que pueden presentarse, por ejemplo, cuando el propietario se enferma o es demasiado viejo para continuar con el negocio.

De hecho, cuando el traspaso de negocios se lleva a cabo bajo presión, los propietarios pueden verse forzados a tomar decisiones y, debido a las circunstancias, basarse en una visión a corto plazo y, en consecuencia, terminar por no otorgar suficiente importancia a la sucesión, ocasionando problemas importantes para sus sucesores y pudiendo poner en jaque la continuidad del proyecto empresarial.

 

Los inconvenientes de la falta de un plan de traspaso de negocios

Un plan de traspaso de negocios eficaz debe formar parte de la estrategia general de desarrollo empresarial. Saber exactamente cómo, cuándo y a quién se transferirá la propiedad, cuando llegue el momento de tomar esta decisión, es la forma más efectiva que tiene el propietario actual para maximizar sus ganancias y garantizar el éxito continuado del negocio. Para lograrlo hace falta:

  • Elegir al sucesor correcto.
  • Asegurarse de que la transferencia se realice en el momento adecuado.

Dejar la planificación del traspaso de negocio hasta que sea demasiado tarde probablemente signifique que la transferencia efectiva de la propiedad no es posible dentro del marco de tiempo necesario. Una decisión forzada, mal informada o de pánico podría hacer que el negocio fuese transferido a manos menos idóneas. La incertidumbre y la falta de liderazgo podrían afectar seriamente a los resultados, al causar efectos negativos en las ventas y la moral dentro del negocio.

 

Cómo elaborar un plan de traspaso de negocios

Entre los componentes principales de un plan de traspaso de negocios se encuentran los siguientes:

  1. Elección del equipo de asesores expertos. Es preciso reunir a las personas que mejor conocen el negocio y sus implicaciones humanas. Ellas formarán el equipo que, entendiendo lo que implica el proceso, contribuirán a que todo se desarrolle de forma fluida, minimizando los riesgos y el impacto para las operaciones.
  2. Definición del plan estratégico de transferencia de negocios. Esta herramienta resulta esencial, ya que incluye la visión, misión, valores, estrategias y objetivos financieros del negocio. Es fundamental para el desarrollo continuo de la empresa y también resulta imprescindible para establecer prioridades de desarrollo para la compañía.
  3. Establecimiento de un plan de transferencia de propiedad. Llegados a este punto, resulta conveniente elegir la asignación de acciones que optimizará el desarrollo de la empresa y crear condiciones de venta y compra atractivas para el sucesor.
  4. Creación del plan de financiamiento de traspaso. La parte más difícil de dar este paso es ponerse de acuerdo con el comprador sobre los términos. El paquete de financiamiento puede incluir una variedad de fuentes de financiamiento dependiendo de los productos disponibles, las características del negocio y los proyectos de inversión descritos en el plan estratégico.
  5. Diseño de un plan de transferencia de conocimiento. El conocimiento íntimo del negocio que se tiene como propietario es tal que debe destinarse un tiempo para poder transmitirlo al sucesor. Datos sobre el perfil estratégico del negocio y las características específicas de mercado, clientes, proveedores, patrocinadores, tecnologías y competencia deben poder transmitirse y, para ello, puede resultar interesante acordar un cronograma. Dentro de esta misma iniciativa se podría incluir un plan de capacitación que ayude a que el siguiente propietario o responsable del negocio adquiera todas las habilidades de personal, técnicas, administrativas y de gestión que necesita para asumir plenamente las responsabilidades de gestión y dirigir el negocio.

 

Una buena planificación es la clave para completar con éxito un traspaso de negocios, pero, además de contar con un buen plan, también es importante rodearse de las personas adecuadas.