Tendencias & Innovación

Pivotes de emprendimiento empresarial que debes poner en marcha

emprendimiento empresarial

¿Has oído hablar de los pivotes necesarios para el emprendimiento empresarial? Si es la primera vez que oyes el término, te invitamos a que conozcas todo lo referente a ellos y algunos ejemplos prácticos de cada uno. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es un pivote para el emprendimiento empresarial?

Ningún emprendedor tiene éxito de un día para el otro. El suyo es un trabajo constante que tiene como objetivos principales el lanzamiento y el posicionamiento de su marca a través de los servicios y productos asociados a la misma.

Sin embargo, para llegar a ello es preciso implementar correctivos, soluciones, medidas y estrategias destinadas a mejorar la eficacia y la productividad. A estos elementos se les denomina pivotes para el emprendimiento empresarial.

O dicho de otra manera: los pivotes no son otra cosa que cambios aplicados en el momento preciso con el fin de mejorar el modelo de negocio, las hipótesis sobre el producto y el motor de crecimiento, todo lo cual debe ir orientado a la identificación de  nuevas oportunidades de mercado. Veamos algunos:

1. Pivote de canal:

Este pivote se produce cuando una empresa modifica el canal de distribución de ventas a través del cual entrega sus productos. El ejemplo más claro lo vemos en Netflix, una marca que empezó enviando películas y material audiovisual por DVD y luego optó por digitalizar esos mismos productos y ofrecerlos mediante el servicio de streaming que actualmente es tan conocido.

2. Pivote de acercamiento:

También conocido como pivote de Zoom-In, se produce cuando una función o característica de un producto tienen tanta visibilidad que acaba por convertirse en el producto en sí mismo. Instagram fue, en su momento, una plataforma con diversas funcionalidades. Sin embargo, con el paso del tiempo sus creadores se dieron cuenta de que lo que realmente interesaba a los usuarios era la función de compartir imágenes, y por esa ruta apostaron.

3. Pivote de alejamiento:

Es el caso contrario al pivote de acercamiento. Este tipo de cambios tienen lugar cuando se pasa de un producto específico a uno más genérico, como sucedió en su momento con Uber, una plataforma dirigida inicialmente sólo a particulares, pero que luego integró más servicios y aplicaciones.

4. Pivote de tecnología:

Es habitual en empresas consolidadas o con un largo recorrido. La idea en este caso es implementar un cambio en la tecnología para producir resultados más eficaces. Supone una alta inversión.

5. Pivote de plataforma:

Este pivote es propio del contexto de las nuevas tecnologías. Se sustenta en un cambio de aplicación en una plataforma digital, sea la que sea. Veámoslo con un ejemplo: Facebook, que empezó siendo una red informática para acercar ciertos contactos, llegó a tener tanta influencia e impacto en las sociedades actuales que muchas empresas la emplean ahora como vehículo de sus negocios, e incluso como desarrolladores de contenidos y juegos.

 

Además de los pivotes de emprendimiento empresarial que te hemos descrito en este post, existen otros como el de segmento, el de la necesidad del consumidor, el de captura de valor o el de arquitectura del negocio.