Tendencias & Innovación

Análisis externo de una empresa: 3 modos de ampliar tu visión

analisis externo de una empresa

El análisis externo de una empresa suele acompañar a la investigación que permite elaborar el plan de negocio, en sus primeros pasos. Pero conocer las amenazas y oportunidades es una información muy útil en cualquier momento de la vida de un proyecto empresarial. Saber cuáles son los mejores métodos para llevar a cabo el análisis externo de una empresa es tan necesario como entender que no hay un único momento en el que los resultados de la compañía pueden beneficiarse de este conocimiento. De todo ello hablaremos en las siguientes líneas.

 

Cómo llevar a cabo el análisis externo de una empresa

Los modelos de análisis externo de una empresa ayudan a comprender mejor el entorno que rodea al negocio. Muchos de ellos facilitan también la comprensión de los procesos internos, arrojando luz sobre las debilidades y fortalezas más importantes en la organización. Alguna de las técnicas de análisis externo de una empresa que pueden utilizarse son las siguientes:

 

  1. Análisis basado en las 5 fuerzas de Porter. Este marco de trabajo permite evaluar el nivel de competencia que existe en el sector en que se encuadra la empresa. A la vista de sus resultados, la compañía podrá averiguar la forma de aumentar la satisfacción de sus clientes, lo que evitará su abandono y aumentará su retención, mejorando las cifras de ingresos.
  2. Análisis DAFO. La evaluación de las amenazas y oportunidades que no debería faltar en el análisis externo de una empresa se competa con la perspectiva sobre los puntos débiles y las ventajas del negocio. La visión que permite adquirir esta modalidad analítica resulta un buen seguro para la toma de decisiones.
  3. Análisis PESTLE. Las dimensiones político, social, económica, legal, ambiental y tecnológica dejan de ser un enigma para convertirse en fuente de información para el negocio una vez se lleva a cabo este análisis. Sus resultados pueden ayudar a decidir cuál es el mejor lugar para abrir una sucursal o a qué nuevos segmentos podrían encaminarse las siguientes campañas de marketing.

 

El análisis externo de una empresa permite no desperdiciar oportunidades, minimizar los riesgos y reducir el impacto de cualquier amenaza. Sin embargo, además de conocer los resultados de la evaluación que se elija llevar a cabo, hay que tener en cuenta la importancia de la contextualización, que permitirá establecer prioridades para poner en marcha la acción estratégica más adecuada a cada situación y circunstancias.

Para terminar de completar la perspectiva que ofrece el análisis externo de una empresa, puede resultar recomendable llevar a cabo simulaciones o análisis what if, que inciden en la capacidad prescriptiva de la organización, ayudando a sus responsables a conocer escenarios futuros para mejorar su planificación.

Por último, hay que recordar que el conocimiento es fuente de poder y, en lo que respecta al entorno del negocio, en constante evolución, siempre hay que tratar de permanecer actualizado.

Nuevos jugadores en el mercado, avances en la tecnología o novedades legislativas exigen incorporar los resultados del análisis externo de una empresa al sistema de información del negocio, para poder continuar posicionándose por delante de la competencia y aumentando las posibilidades de supervivencia incluso en las industrias más complicadas.

 

¿Conoces el Máster en Dirección Financiera?